El mensaje enviado por el Ejecutivo, señala que la nueva disposición constitucional es una norma de naturaleza “excepcional y especialísima, con un alcance claramente delimitado”.

Con el propósito expreso de proteger el medio ambiente y propender al desarrollo sustentable de Isla de Pascua y del Archipiélago de Juan Fernández, el Ejecutivo envió al Senado un proyecto de reforma constitucional que permitirá restringir la permanencia o residencia en dichos territorios.

Asimismo, podrá limitarse la libre circulación de personas hacia dichas localidades, lo que se deberá realizar sólo en los casos y en la forma que se establezca en una ley de carácter orgánico constitucional. Por ello, en su Mensaje, el Ejecutivo precisa que la nueva disposición constitucional que se propone constituye una norma de naturaleza "excepcional y especialísima, con un alcance claramente delimitado".

 

La iniciativa que deberá ser analizada por la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización de la Cámara Alta, iniciará su tramitación el próximo martes cuando se de cuenta de su ingreso en Sala. En esa oportunidad, se conocerá también si el Ejecutivo le fijará o no urgencia para su trámite.

 

Esta enmienda tiene como objeto habilitar a los legisladores para que puedan establecer con posterioridad, ciertas restricciones a la permanencia o residencia en dichos territorios, todo con el propósito de proteger el medio ambiente y propender al desarrollo sustentable.

 

CONSULTA CIUDADANA

 

Cabe recordar que esta iniciativa apunta a regular y establecer un control migratorio en Isla de Pascua y Juan Fernández, luego de la exigencia que hicieron al gobierno los habitantes de esas localidades que denunciaron una serie de problemas asociados a la permanencia de visitantes que se quedan a trabajar en las islas.

 

De hecho, se realizó una consulta popular en Rapa Nui que contó con un 96% de apoyo a la idea de establecer ciertas restricciones a la estadía y permanencia de "afuerinos", bajo el argumento de que el territorio insular es un ecosistema frágil y vulnerable, cuya protección, desarrollo y cautela requiere la adopción de una serie de acciones, tanto legislativas como administrativas, destinadas a controlar de mejor manera aquellos aspectos que influyen en el potencial y progresivo deterioro de los elementos en los que se sustenta su medio ambiente.

 

En el proyecto enviado por el Ejecutivo, se señala que entre los aspectos más significativos a controlar se encuentra el sostenido incremento de residentes en dichos territorios especiales, lo que afecta tanto la conservación de sus riquezas naturales como su sustentabilidad medioambientales.

 

Agrega que la única forma de establecer medidas restrictivas a la libertad de locomoción en los citados territorios especiales insulares, es a través de una reforma a la Constitución Política,  que establezca en forma expresa las causales que habiliten a regular, por vía legal, limitaciones para el ingreso y la permanencia, temporal o definitiva de personas en esos lugares.

 

En el texto se señala además que este no sería el único caso donde se han adoptado medidas de estas características, pues en situaciones similares, países como Ecuador para el caso de las Galápagos y Colombia para el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, han regulado a nivel constitucional estas materias.

 

Según el último censo de 2002, Pascua estaba habitada por 3.791 personas. Ahora la población se estima en casi cinco mil, lo que significa un aumento cercano al 35%.

FUENTE

http://www.senado.cl/prontus_galeria_noticias/site/artic/20091106/pags/20091106114758.html

XML Feeds

October 2019
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 << <   > >>
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Search

Blog especial

Terremoto en Chile
Terremoto