Wide Blog Theme

16.12.10

PANAMA. Carta abierta a la señora Dinah Shelton (Por Mov. Juventud Kuna)

Categorías: Panama, CIDH

Reciba de parte del Movimiento de la Juventud Kuna (MJK), organización con más de 30 años de fundación, miembro directivo del Consejo Internacional de Tratados Indios (CITI), con Estatus Consultivo en las Naciones Unidas, un fraternal saludo.

La Declaración de la ONU sobre Derechos humanos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la OIT, constituye un reconocimiento, promoción y protección de los derechos y las libertades de los Pueblos Indígenas. Pero en Panamá, la Declaración, ni el Convenio han sido ratificados por este gobierno. En Panamá, los derechos humanos de los Pueblos Indígenas son vulnerados, discriminados y violentados de parte del Estado, el gobierno, el Ejecutivo, la Asamblea Nacional de Diputados, La Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Electoral.


Panamá, tiene una larga trayectoria de leyes que discriminan a los Pueblos Indígenas, desde la creación como Estado panameño ha expropiado tierras y territorios, eliminado las lenguas originarias, la cultura. Hoy en los textos escolares no existe la historia de los Pueblos Indígenas, se establecen instituciones del Estado no propias dentro de las comunidades indígenas, a pesar que el Estado ha aprobado 5 Comarcas Indígenas en los últimos 30 años, las mismas no contemplan presupuesto económico de parte del Estado para administrarse, condenándonos en la exclusión, marginalización y pobreza extrema.

El Tribunal Electoral Panameño, niega nuestro derecho a la libre determinación, a nuestro derecho a la autonomía o autogobierno, al realizar elecciones del Pueblo Ngâbe Buglé, sin la consulta de las comunidades, ni de sus dirigentes tradicionales, al justificar sus acciones mediante Decreto Ejecutivo Nº 537 de 2 de junio de 2010, imponiendo un nuevo sistema de decisiones políticas del Pueblo Gnäbe Buglé, en detrimento a las instituciones políticas tradicionales.

El Estado panameño viola el derecho a la vida, a la integridad física y mental, la libertad y seguridad de los afectados por los disturbios en la provincia de Bocas del Toro, el pasado mes de julio, en donde fueron violentados en su mayoría población indígena Ngäbe Buglé, en donde hubo muertos y más de 50 heridos los cuales quedaron afectados de la visión. Y a la fecha, nuestros hermanos continúan solicitando atención médica, discriminados por su condición etnica.

El pueblo Ngäbe Buglé, tiene una larga historia de desplazamiento de sus tierras y territorios, desde la construcción del canal, la expropiación de sus costas y recursos naturales, ahora resulta que el nuevo gobierno ha empezado a modificar el código minero para la explotación minera que se encuentra en los territorios Ngäbe Buglé, ha iniciado una campaña para que países como Canadá, Corea del Sur, USA, exploten los yacimientos de cobre, sin el consentimiento previo libre e informado del pueblo Ngäbe Buglé.

El pueblo Kuna, ha mantenido sitios sagrados desde tiempos inmemorables, uno de estos sitios es Nurdargana o Playa Colorada, se ubica en el Distrito de Santa Isabel, provincia de Colón. Nurdargana es el territorio sagrado de los Kunas, y 10,000 personas kunas reciben agua de los afluentes que provienen de esta región, ahora el Estado vende tierras a nacionales y transnacionales, violando nuestro derecho a mantener y proteger nuestros lugares religiosos y culturales.

Actualmente, el gobierno panameño ha destituido más de 30 mil funcionarios públicos, algunos discapacitados, otros con más de 20 años de servicio, y otros de origen indígena, lo cual viola el derecho a disfrutar todos los derechos laborales, de salud, seguridad alimentaria, seguridad.

La Declaración de la ONU sobre Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, garantizan que no se deben desarrollar actividades militares en las tierras o territorios de los pueblos indígenas. Pero vemos como el gobierno insiste en crear bases aeronavales en la Comarca Kuna Yala, en la Comarca Emberá Wounaan y en otras provincias del país.

Los Pueblos Indígenas de acuerdo con la Declaración tenemos derecho a mantener y fortalecer nuestra relación espiritual con nuestras tierras, territorios, aguas, mares costeros y otros recursos que hemos poseído u ocupado y utilizado. Pero el actual gobierno mantiene una política de expropiación de las tierras, territorios y recursos naturales para la construcción de minerías e hidroeléctricas, interconexión eléctrica en Kuna Yala, sin la consulta de las comunidades ni toma en cuenta el principio del consentimiento previo, libre e informado.

El gobierno elimino recursos económicos del programa de Educación Bilingüe Intercultural del Ministerio de Educación, afectando nuestro derecho a educarnos con nuestra propia lengua originaria, a utilizar las herramientas tecnológicas, educativas en bilingüe dirigidas a nuestra niñez indígena, inclusive violando la constitución política de nuestro país.

En Panamá, los actuales ministros de Seguridad Raúl Mulino, la Ministra de Trabajo Alma Cortés y el Ministro de la Presidencia, catalogan a los Pueblos Indígenas de ignorantes y borrachos, expresiones que se dieron en la coyuntura explosiva de la represión en la masacre de Bocas del Toro, mismos ministros que dieron la orden de disparar con perdigones y balas a los manifestantes, teniendo un claro desprecio, odio y racismo por las comunidades indígenas.

En los últimos meses, el gobierno panameño se niega a recibir a la dirigencia Indígena de los Pueblos Indígenas en la Marcha del 12 de octubre, en la marcha del 9 de agosto día internacional de los Pueblos Indígenas. El gobierno desatiende las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en protección de indígenas panameños, violando la Convención Americana sobre Derechos Humanos, como lo ha expresado el pronunciamiento de la Asamblea Ciudadana.

Finalmente, señora DINAH SHELTON, usted, tal vez no podrá visitar las comunidades indígenas de la Comarca de Madungandí, por las inundaciones de las intensas lluvias de está semana. Pero estas mismas comunidades Kunas que por más de 30 años han cedido sus territorios para la Construcción de la Represa Bayano, que proporciona a la empresa privada, a la población panameña, a las trasnacionales de luz eléctrica, gobierno tras gobierno se niega a indemnizar, reparar las tierras, los territorios sagrados que ofrecieron para el crecimiento del Estado, todavía hoy vive en la oscuridad, la exclusión, la marginalización y ahora bajo el agua.

Movimiento de la Juventud Kuna
Ciudad de Panamá, 14 de diciembre de 2010
Fundado el 2 de marzo de 1972
¡Libertad a Leonard Peltier!

FUENTE

http://www.lanacion.com.py/articulo.php?carta-abierta-a-la-senora-dinah-shelton&edicion=1&sec=71&art=5164

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net