Wide Blog Theme

07.04.12

ECUADOR. Libertad de expresión será tema prioritario en Examen de Ecuador ante el Consejo de Derechos Humanos ONU

El 21 de mayo del 2012, Ecuador será sometido en segunda ocasión al Examen Periódico Universal -EPU-, mecanismo ad hoc del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Ecuador forma parte del primer grupo de Estados que pasará a examen en la segunda ronda de este mecanismo de revisión, encargado de evaluar la situación de derechos humanos en cada país.

En términos generales, las expectativas en relación a este segundo ejercicio son altas: se podria suponer que la primera revisión a la cual los 192 Estados fueron sometidos sirvió para establecer parámetros verificables que le permitirán al Consejo de Derechos Humanos evaluar con mayor precisión el avance o el deterioro de la situación de derechos humanos en todos los países. La lógica indica que tras una ronda completa, el mecanismo del EPU debería estár mucho más afinado que en la primera ocasión y que los países podrán afrontar el examen bajo condiciones equitativas.

No obstante, las dudas son latentes: en el desarrollo de la primera revisión, pudo observarse cómo el EPU tomó cursos distintos cuando se trató de países con peso diplomático determinante -en estos casos, el resultado fue un EPU desabrido, sin fuerza y doblegado por las presiones diplomáticas-; en tanto, que cuando fue el turno de países con menor peso en el escenario internacional, el EPU fue incisivo, riguroso y hasta con un toque acusador sobre la situación de derechos humanos.

Esta segunda ronda constituye un reto fundamental para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, pues debería mitigar las críticas sobre la politización y el doble rasero que impregnaron varios de los ejercicios de revisión y que dejaron un mal sabor de boca, así como generar una dinámica en la que pueda hacerse una evaluación más objetiva, con base en estándares más claros y „universales", y que convierta al Consejo verdaderamente en el órgano garante y vigilante de los derechos humanos en el mundo. En pocas palabras, el reto es cambiar la imagen de que el Examen Periódico Universal se ha convertido en el Examen Diplomático Universal, en el que la vara de medición es exclusivamente la diplomacia. Tarea complicada.


Ecuador y la segunda revisión
¿Cómo afrontará el Estado ecuatoriano el segundo examen sobre su situación de derechos humanos? Aún no se sabe con certeza, sin embargo, el contexto y la situación actual en Ecuador hacen pensar que la actitud de dicho país frente el EPU marcará diferencias importantes en relación con el primer ejercicio.

En mayo de 2008, tan sólo 15 meses después de haber tomado posesión el actual presidente Rafael Correa, la revisión de Ecuador en el EPU se desarrolló en „buenos términos". El Estado reconoció abiertamente los problemas de derechos humanos que afrontaba, muchos de ellos heredados de administraciones pasadas, y aceptó sin reparos las recomendaciones realizadas por el Grupo de Trabajo relacionadas con la reforma penitenciaria, la lucha contra la discriminación, el fortalecimiento de la policía desde la perspectiva de derechos humanos, la erradicación del trabajo infantil y de la violencia basada en el género, así como continuar con la reforma judicial y adoptar medidas para frenar la trata de personas.

Seguramente, en esta ocasión el Estado de Ecuador dará cuenta de sus avances o dificultades para implementar las recomendaciones. Pero, ¿qué actitud tomará en relación a las críticas sobre el grave deterioro de la libertad de expresión y de prensa, en la que la administración y el propio Presidente Correa han sido uno de los principales promotores?

Según dan cuenta organizaciones ecuatorianas e internacionales especializadas en libertad de expresión, desde el 2007 hasta la fecha Ecuador se ha convertido en el país con mayor restricción de prensa en todo el continente americano. El gobierno ecuatoriano ha creado un alarmante récord de censura oficial y hostigamiento, por medios diversos, tales como el uso de la violencia, la formulación de una nueva constitución y la aprobación de legislación altamente restrictiva frente a los medios de comunicación -en contravención con los principales convenios y tratados internacionales de derechos humanos de los cuales Ecuador es parte-, así como la creación de medios de comunicación gubernamentales que a diario difunden opiniones oficiales y desacreditan a quienes asumen una posición critica o contraria.

Las declaraciones públicas del presidente Correa contra medios de comunicación considerados como opositores son elocuentes respecto del grado de deterioro de la situación y la polarización creada en torno a este derecho fundamental. Vea el vídeo al final de esta nota.

Uno de los aspectos más preocupantes es el impulso de procesos legales por parte del poder ejecutivo, encabezados por el propio Presidente, principalmente utilizando la denuncia por difamación en contra de medios y periodistas. Uno de los casos más recientes es el proceso judicial promovido contra tres ejecutivos y un editor del periódico El Universo en marzo del 2011, en relación con un artículo de opinión que se refería al Presidente como "el dictador". Luego de 24 horas de haberse iniciado el juicio -hecho insólito-, el juez sentenció a los 4 acusados a tres años de prisión y a pagar un total de 40 millones de dólares. Las partes apelaron el fallo, sólo que la parte acusadora, el Presidente, lo hizo para solicitar el doble de la suma de dinero, 80 millones de dólares.

Hay consenso en cuanto a que el abuso de la figura de difamación tiene efectos devastadores en términos de libertad de expresión; cierra espacios para el debate y las críticas a la gestión gubernamental y crea un ambiente en el que la disensión se convierte en delito y por lo tanto es punible en el ámbito judicial. Tiene un efecto silenciador a gran escala.

Por tratarse la libertad de expresión de un derecho de tipo transversal, a través del cual se hace viable la denuncia y la puesta en conocimiento de situaciones que pueden configurar violaciones de derechos humanos, su limitación constituye una grave afrenta para la vigencia de los derechos y libertades fundamentales.

La limitación de este derecho debería ser uno de los aspectos de mayor preocupación del Grupo de Trabajo sobre el EPU; es al menos una expectativa razonable.

 

FUENTE

http://www.ridh.org/index.php/es/noticias/91-epu-ecuador-situacion-de-libertad-de-expresion-dominara-el-debate-en-el-consejo-de-derechos-humanos-de-la-onu

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net