Wide Blog Theme

19.01.09

PARAGUAY. Crítica al nacimiento de un nuevo indigenismo

Con el nuevo gobierno, las esperanzas de mejores días para los pueblos indígenas crecieron al amparo del discurso oficial y las expectativas se hicieron muchas. El presidente Lugo repitió cuantas veces quisimos oír lo bien que haría para elevar de la mísera y humillante situación a quienes secularmente vivieron en la marginación, excluidos de cualquier posibilidad de desarrollo y privados de sus tierras.

Lo dijo durante su campaña, en la asunción al mando y en las naciones unidas. En una emblemática entrevista periodística, graficó, que los indígenas con hambre y sin tierra, son una espina en su corazón.

Precedidos de este panegírico, luego llegaron las acciones de gobierno, empezando por la designación –por primera vez en la historia- de una persona perteneciente a un pueblo indígena- en la presidencia del INDI; aquí cabe recordar, que fue el último cargo en ser designado y el único por el cual los dirigentes políticos que reclamaban más espacio en el nuevo gobierno, mostraron nulo interés, como señal tal vez, de menosprecio hacia sus funciones.

Luego vinieron los problemas, el experimento no funcionó, las manifestaciones se sucedieron, los indígenas cuando no se tiraban cascotes entre sí y se rompían mutuamente sus cabezas en estériles reyertas urbanas, eran reprimidos por la policía en las calles, algo nunca antes visto durante los casi veinte años de apertura democrática; entonces, y en estas circunstancias, el gobierno advierte que algo anda mal y decide patear el problema hacia delante. En vísperas de navidad, destituye a margarita y promete una nueva elección, esta vez popular y en congreso, para que los líderes y dirigentes indígenas, voten a sus representantes, que podrían ser uno por cada región del país, así decían las improvisadas directrices del Palacio de los López.

Por obra y gracia de la irresponsabilidad, habíamos pasado del conflicto en las plazas abarrotadas de indígenas al proselitismo en las comunidades, nuevos escenarios de una peculiar disputa electoral entre grupos y líderes que ven a esa porción de estado llamado INDI como el coto de caza a ser alcanzado, de tal modo a asirse de un puesto y una dieta que habrá de multiplicarse por cuantos sean los bendecidos de la nueva coyuntura, que, según la proyección de los acontecimiento indica, luego serán parte de un consejo estatal de etnias, que al mejor estilo del corporativismo fascista, será un burdo ensayo de participación, que como único resultado posible, podemos esperar de él, el menoscabo a la autonomía de las comunidades y el debilitamiento y destrucción de sus verdaderas instituciones políticas.

Así las cosas, ante la incapacidad y la manifiesta falta de idoneidad del gobierno para manejar la cuestión indígena, el anhelo de un estado moderno se desvanece ante la miseria de su esteriotipo político progresista.

Oscar Ayala A.

Enero 19 de 2009

TIERRA VIVA
______________
FUENTE
http://www.tierraviva.org.py/www/index.php?option=com_content&task=view&id=89&Itemid=1

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net