Wide Blog Theme

01.02.09

PANAMA. Relator Especial de ONU se reúne con comunidades afectadas por proyecto hidroeléctrico en Bocas del Toro

Panamá: Relator ONU se reúne con comunidades afectadas por proyecto hidroeléctrico Chan 75

Carretera para el acceso al proyecto Chan 75, de enormes proporciones tratándose de un área protegida, el Bosque Protector de Palo Seco, que el gobierno ha concesionado para construir grandes represas, extraer mineral, destruyendo los bosques, afectando la biodiversidad y a las comunidades indígenas Ngobe. Los impactos ambientales directos son terribles y es el inicio de impactos indirectos, sinérgicos o acumulativos que afectarán al conjunto ecosistémico denominado Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá.

El Relator Especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos James Anaya, realizó una gira de campo para inspeccionar las áreas del Río Changuinola que están siendo afectadas por la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Chan 75.

En las comunidades del Valle del Río Changuinola en la Provincia de Bocas del Toro, conformadas por miles de personas, se han suscitado una serie de abusos y violaciones a los derechos humanos del pueblo Ngobe, por parte del Estado panameño con la participación de AES Corporation, cuyas filiales en Panamá son AES Panamá y AES Changuinola.

El Estado le ha otorgado la concesión para la construcción de tres hidroeléctricas en el Río Changuinola: Chan-75, Chan-140 y Chan-220, ubicadas en el Bosque Protector Palo Seco, zona de amortiguamiento del Parque Internacional La Amistad, que forma parte de la Reserva de la Biosfera, Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Acceso a la nueva carretera de Ojo de Agua hacia Nance de Riscó, área del Proyecto Chan 75.

Sólo con la construcción de la primera, Chan 75, y con la modificación de su altura a 165 metros, se prevé la inundación de cuatro comunidades indígenas.

Para los compañeros indígenas Ngobe que residen en esas comunidades, el momento más importante de la visita del Relator James Anaya, fue el diálogo que efectuaron en la comunidad de Charco La Pava porque era la oportunidad de contar sus testimonios sobre las experiencias y preocupaciones que tienen respecto al proyecto hidroeléctrico.

El gran momento de la reunión fue cuando la señora Isabel Becker, indígena Ngobe, analfabeta, y que solo domina su lengua materna Ngobe, se dirigió al Relator Anaya para contarle su historia con ayuda de un traductor.

Esta señora fue maltratada psicológicamente y retenida con auxilio de 15 miembros armados de la policía durante doce horas para que firmara a través de su huella digital su aceptación a una indemnización por daños a sus cultivos y permiso para trabajos temporales en sus tierras; pero para sorpresa suya y de su familia, la firma implicaba su aceptación a abandonar sus tierras y su finca en Charco La Pava.

No le dieron copia del documento y fue sacada a la fuerza de sus tierras, con presencial policial y abuso de autoridad, para dar paso al avance del proyecto hidroeléctrico Chan-75.

El 3 de enero de 2008, la Policía Nacional intervino en el área para forzar a los indígenas a aceptar la entrada con explosivos y excavadoras, propiciando el avance de maquinarias y equipo pesado a diversas fincas de Charco La Pava, todo aquel que se opuso fue perseguido o aprehendido.

En la operación fueron detenidas 54 personas, incluyendo 13 menores de edad. Los policías golpearon indiscriminadamente a mujeres embarazadas, niños y ancianos, además lanzaron gases lacrimógenos.

Desde el principio, el Gobierno ha tratado a las comunidades indígenas como si no fueran pueblos indígenas.

Carretera de acceso hacia filo de Riscó, donde se inicia el Bosque Protector de Palo Seco. Los daños ambientales son evidentes.

En lugar de resguardar los derechos colectivos y territoriales de estos pueblos y exigir a AES negociaciones con cada comunidad a nivel grupal, ha permitido negociar con familias individuales y en algunos casos con un sólo miembro de la familia y hostigar o sobornar individualmente a los jefes de familia para obtener el consentimiento, aún cuando ellos no tuvieran la autoridad de renunciar a las tierras, ya que sus familiares también tienen el derecho de uso.

Aunado a esto, AES con frecuencia determinaba qué miembros de la familia eran aptos para representar a una familia entera en el proceso de negociación, reuniéndose con miembros que se habían mudado a Changuinola y otras áreas urbanas y consiguiendo el consentimiento de ellos sin informar al resto de la familia.

Este enfoque en la negociación generó conflictos entre familiares y vecinos y tensiones entre diferentes comunidades de la región. Muchas de las indemnizaciones se han cumplido parcialmente y la empresa se reserva la única copia firmada de los acuerdos, brindando copias sin firmas a las familias Ngobe, lo que les impide utilizarlas en acciones legales.

James Anaya prestó mucho interés a este diálogo con la comunidad, en especial el testimonio vivo de la Señora Isabel Becker que concluye diciéndole que “no esta contenta con la empresa AES y que quiere regresar a su comunidad de Charco de la Pava”.

El Relator se comprometió a elevar su informe a las instancias necesarias para que el Gobierno Nacional tome acciones en bien de garantizar el fiel cumplimiento de los derechos de este pueblo indígena y considero como un logro que la comunidad internacional haya reconocido este caso para darle especial seguimiento.

Miembros de la Alianza para la Conservación y Desarrollo (ACD) tendrán la oportunidad de reunirse hoy con el relator para brindarle un informe especial relacionado a las acciones de represión injustificada y omisiones del Estado panameño en contra del Pueblo Ngobe.

El informe plantea varios de los emblemáticos casos que demuestran la forma en que se viola de manera sistemática los Derechos Humanos del pueblo Ngobe.

Debido a los últimos acontecimientos registrados el 16 de enero de 2008, en la comunidad de San San, Provincia de Bocas del Toro, el compañero Eliseo Vargas de la Alianza Naso fue invitado a un diálogo donde presentará la situación de conflicto territorial y desalojos forzosos provocados por la negativa del Gobierno Nacional de Panamá a atender la petición de definir los límites geográficos de este territorio indígena para la creación de la Comarca Naso Tjër-Di.

Ver más fotos ambientales sobre el tema: http://picasaweb.google.com/acdpanama/

Fuente: Alianza para la Conservación y el Desarrollo, Sitio web en reestrcuturación: www.acdpanama.org - correo: acdpanama@gmail.com
FUENTE
http://www.servindi.org/actualidad/7083

Páginas: 1 · 2

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net