Wide Blog Theme

05.02.09

FORO SOCIAL. las ONGs suplantan a los movimientos sociales: Emir Sader

Categorías: Eventos- congresos

FORO SOCIAL secuestrado por las ONG

Amnesty parece una agencia de publicidad global, y Greenpeace una caja recaudadora on line. Las ONGs pequeñas se comportan igual: sin ideas ni coraje. Lula y el PT convierten a Porto Alegre en un Davos con remeras rojas. Billetera mata moral, pero siguen emergiendo los espacios de resistencia y lucidez.

No es el padre, porque el Foro Social Mundial es hijo
de su tiempo, pero sí su principal impulsor. El sociólogo brasileño Emir Sader fue el encargado de precisar las críticas a esta edición. Dijo:

- Este foro se concentra en temas secundarios y elude
el debate sobre los grandes temas de la actualidad: la lucha contra la guerra y la hegemonía imperial en el mundo.

Sader resumió así el saldo que se perfila ya como ineludible. Naomi Klein había planteado en la edición 2003 (la última realizada en Porto Alegre, ya que el año pasado la reunión fue en la India) el secuestro del Foro. Pues bien: este año ya sabemos qué pasó con el rehén. Se convirtió en ciudadano de otro mundo, que no es otro que el todos los días vivimos hoy.

Bienvenidos entonces a Matrix.

El Foro Matrix: power point al poder

No usan anteojos negros, ni trajes con corbata. Pero están blindados y responden con códigos de androides. No hay en este Foro denuncias al respecto, pero como en muchos otros temas, seremos los encargados de dar la voz:

- Los CEO (gerentes y ejecutivos) de las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) globales han sido víctimas de una grave trepanación. Les han robado los objetivos, además del cerebro y –por qué no decirlo con todas las letras- también los huevos.

El resultado en un vaciamiento de consignas, que han quedado reducidas a parpadeos de Power Point (Nota al margen: alguna vez alguien debería dedicarle un análisis a la cultura de este programa de hipnosis creado por microsoft, sin el cual la especulación financiera internacional –esto es desde los bancos hasta las ONGs- no podrían existir).
Dos ejemplos:

- Amnesty Internacional repite sin inmutarse que su tarea se concentra en "realizar campañas con un mismo eje en todo el mundo", informando con esta frase la decisión de convertirse en una agencia de publicidad global.

- Greenpace enarbola el mapa de saqueos con el correspondiente llamado a una colecta, reduciendo su tarea a una caja de ahorros on line.

Bush investiga a las fundaciones

Por supuesto que los casos de Amnesty y Geenpeace no revelan nada nuevo. La novedad es que todas las ONGs –desde la más grande a la más diminuta, desde la más combativa a la más tradicional- se comportan igual.

Detrás de esta actitud hay, además de una cuestión que
para muchos es ideológica, un dato que enfrió hasta a los más entusiasmados: uno de los entretenimientos del segundo mandato de George Bush será promover investigaciones legislativas a las fundaciones que sostienen al 99% de estas ONGs. Una especie de comisión Mac Carthy se dedicará a sentar en el banquillo a los financistas, revisar públicamente sus apoyos internacionales y confrontarlos con la defensa de los valores del "estilo de vida americano" tal como lo entienden los conservadores.

Hasta saber quién será el Danny Rose que inmortalizó Woody Allen en su filme sobre la censura macarthista, dos cosas son seguras:

1) Las fundaciones se están jugando nada menos que la
posibilidad de descargar millones de dólares de impuestos en estas filas (si no aprueban el examen, pueden perder las exenciones impositivas).

2) Ya sabemos cómo son las cosas: billetera mata moral.

¿Cuál Lula es real?

Seguramente, podemos imaginar que la perversa política
de Bush implica asfixiar financieramente las resistencias locales (y cuando se leen estas palabras hay que pensar exclusivamente en Ikak, Palestina y Colombia, porque de lo contrario se perdería seriedad), pero por lo pronto su consecuencia concreta está exhibida en la gran vidriera del Foro Social Mundial. De allí lo señalado por Sader: ni debate sobre cómo enfrentar al Imperio ni (agregamos nosotros) a sus salvajes propietarios, las corporaciones globales.

Para distraer la atención de estas cuestiones centrales, la máquina virtual ha preparado para esta edición algunos fuegos artificiales. La estatuilla a la mejor puesta en escena es, sin duda, para los anfitriones. La presentación del presidente Lula en el estadio Gigantinho en la jornada del jueves fue espectacular.

El tema era inobjetable: una campaña global contra el hambre. El partido oficial, el PT, se preocupó de que las ubicaciones estratégicas para la transmisión televisiva estuvieran ocupadas por militantes que lucían una remera roja con la leyenda "100% Lula".

Afuera del estadio gigante, las voces opositoras cantaban con ritmo de zamba: -O Lula, cual es real: el del Foro Económico o el del
Foro Social.

Un sorprendente discurso del presidente les respondió: su intención es convertirse en un puente entre Davos y el Foro. Es decir, entre victimarios y víctimas.

Dijo Lula:
"Si nos quedamos charlando entre nosotros del hambre y
no conversamos con aquellos que son los responsables de ella, va a ser mucho más difícil encontrar una respuesta a esta cuestión. En algún momento, tendrá que haber un encuentro entre Davos y el Foro
Social para discutir formas concretas de distribución de la renta".

El lugar de la lucidez

Ahora, si desenchufamos la máquina que deforma la realidad, podemos apreciar otro Foro. En los hechos, en cada uno de los compartimentos en donde se cocinan la gente y los debates (es decir, las carpas sin ventilación, a 43 grados de temperatura) no se estuvo hablando de otra cosa que del ejercicio imperial de las multinacionales. El absurdo corte temático de esta edición permitió, al menos, reunir en las mismas mesas batallas locales contra las mismas corporaciones. Y esta no es una consecuencia menor: se trata, en realidad, de la única manera posible de enfrentarlas. También, posibilitó el diálogo entre prácticas similares que enfrentan idénticos desafíos.

Un ejemplo fue la conversación protagonizada entre los MTD (Movimientos de Trabajadores Desocupados) de Solano, Guernica y La Matanza y el público que colmó el espacio del Caracol Intergaláctico. Entre los testigos del rico intercambio de preguntas y respuestas estuvieron John Hollaway y Michael Hardt, pero también Cándido, de la cooperativa de trabajo argentina que recuperó la imprenta Chilavert y Kaí, de la neoyorkina agrupación Resistencia Crítica.

El plus de la reunión surgió de la mirada lúcida de Sebastián, del Colectivo Situaciones, al definir algunas de las grandes líneas que dibujan el panorama de ese futuro que algunos no ven llegar y ese pasado que otros no se resignan a dejar morir. Escuchándolo se comprenden dos cosas: porqué ladran quienes quieren hacerlos callar, y porqué es necesario escucharlos. No se trata tan solo de una defensa de tal o cual escudería local, sino una conclusión práctica sobre lo que aquí se ha puesto en representación: escuchar lo nuevo, cualquiera sea su voz.

Porque lo viejo solo engaña.

__________

FUENTE
http://uruguay.indymedia.org/mail.php?id=30919

Páginas: 1 · 2 · 3

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net