Wide Blog Theme

08.02.09

BOLIVIA. “Misión cumplida”: Evo da paso al Estado plurinacional con autonomías

Evo promulgó la nueva Constitución boliviana

El presidente cumplió ayer el paso formal de poner en marcha en la ciudad de El Alto -cerca de La Paz- la Carta Magna que los ciudadanos aprobaron en un reciente referendo. El mandatario calificó a la jornada de "histórica" y la que señaló como "de inicio del socialismo comunitario".

Bolivia quedó convertida este sábado en un Estado plurinacional, a partir de la promulgación de su nueva Constitución, en una jornada que el presidente Evo Morales consideró "histórica" y que señaló como "de inicio del socialismo comunitario".

"En este día histórico proclamo la nueva Constitución política del Estado, del Estado plurinacional boliviano, del inicio del socialismo comunitario a partir de la nueva Constitución", afirmó exultante Morales, en un encendido discurso que brindó en la ciudad de El Alto, vecina a La Paz y bastión del oficialismo.

Ante una multitud que la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI) estimó en 500 mil personas, el jefe del Estado destacó que mientras "tenga vida, mientras el destino nos acompañe" continuará trabajando "por la unidad y la igualdad".

"Algunos grupos permanentemente intentaron sacarme, matarme; ahora quieren sacarme del Palacio, pueden matarme, pero ¡misión cumplida!: nace una nueva Bolivia", enfatizó Morales, que llamó al pueblo a cumplir con el nuevo texto.

Tras firmar la flamante Carta Magna, el presidente tomó juramento a una formación de militares, a delegaciones de campesinos, mineros, gremiales, maestros, fabriles, comerciantes y otros para cumplir y hacer cumplir la nueva Carta Magna, y después se cantó el himno, que dio paso a una fiesta popular.

"Seguimos marcando historia, seguimos gracias al poder y la conciencia del pueblo boliviano, cambiando Bolivia y hoy es un día histórico", subrayó un rato antes el mandatario, según detallaron las agencias DPA, Prensa Latina y Ansa.

La nueva Constitución tiene 411 artículos, es la primera aprobada por voto popular en los 183 años de vida republicana boliviana, y fue discutida y aprobada desde agosto del 2006 hasta el 2007, tras un complejo proceso reformista.

Al menos 100 de los nuevos artículos entran en vigencia de modo inmediato, los referidos a derechos sociales, individuales, colectivos y de los pueblos, que no necesitan de ninguna reglamentación.

"Volveremos y seremos millones", manifestó Morales, recordando la frase que pronunció poco antes de morir descuartizado el líder indígena Túpac Amaru. El concepto pareció expresar la confianza del mandatario en ser reelecto en diciembre, cuando haya elecciones generales según dispone una cláusula transitoria.

En otro tramo de su discurso, el mandatario convocó a los gobernadores opositores de cuatro de los cinco departamentos de Bolivia a implementar la nueva Carta Magna garantizando las autonomías departamentales, una de las principales demandas.

Para Morales, la nueva Constitución implica "una nueva etapa en la permanente lucha contra la burocracia, el nepotismo y la corrupción, males que dejaron los gobiernos neoliberales de turno", y marca el inicio de "la transición de un Estado neocolonial a otro plurinacional".

A la colorida ceremonia asistieron personalidades extranjeras, entre ellas la Premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, y el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza.

A la intervención de Morales le siguió un desfile militar. La nueva Constitución suma a los pueblos indígenas como parte integrante de una nueva Bolivia "plurinacional", incorpora las autonomías departamentales y de los pueblos originarios, mantiene la propiedad privada pero incluye la comunitaria, estatal y mixta, y define los recursos naturales como "inalienablemente" del Estado.

La nueva Carta Magna establece la libertad religiosa y el respeto a todos los cultos en igualdad de condiciones, incluidos los andinos; pero elimina el carácter de religión oficial de la Iglesia Católica en su relación con el Estado boliviano.

Establece además el derecho a la renta universal a la vejez, la igualdad de la mujer, el cuidado del medio ambiente, y a la educación, la salud, el trabajo y la vivienda.

La aplicación del polémico tema de las autonomías supone la aprobación por el Congreso de una ley marco en la materia y la compatibilización de los estatutos autonómicos provinciales de la llamada "media luna" (Santa Cruz; Tarija, Beni y Pando) con la nueva Constitución.

Pero también impone la convocatoria de referendos para establecer la autonomía en los departamentos que la rechazaron en la consulta popular del 2 de julio de 2006 (La Paz, Potosí, Oruro, Chuquisaca y Cochabamba).

La Constitución aprobada el 25 de enero pasado por el 61,43 por ciento de los votos, contra el 38,57, también establece el que la explotación de los hidrocarburos será "inalienablemente" a través del Estado nacional.

Define también que el Estado puede establecer sociedades mixtas con mayoría estatal para la exploración y explotación del petróleo y el gas, energético del que Bolivia cuenta con las segundas reservas de Sudamérica, luego de las de Venezuela.

FUENTE
http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=133933&id=275231&dis=1&sec=1

Páginas: 1 · 2 · 3 · 4 · 5

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net