Wide Blog Theme

24.01.08

HONDURAS. gran movilización contra la reforma electoral y la ley indígena

Categorías: Honduras

Centenares de manifestantes pertenecientes a organizaciones populares e indígenas se apoderaron en Tegucigalpa de la plaza contigua al Congreso Nacional, e invitaron la población a sumarse a la protesta cívica.

Los principales objetivos de esta movilización fueron el tajante rechazo a la aprobación de una contrarreforma a la Ley Electoral, que otorgaría a los partidos políticos un financiamiento de 65 millones de dólares, la protesta por los aumentos a los precios de los productos de la canasta básica que golpean duramente al pueblo hondureño, y el rechazo al mal llamado Anteproyecto de Ley Indígena, impulsado y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del “Programa de Apoyo a los pueblos indígenas de Honduras” (PAPINH-DIPA), que vendría a enterrar el Convenio 169 de la OIT y los derechos territoriales y culturales de los Pueblos Indígenas y Negros de Honduras.

Las gradas que diariamente sirven a los congresistas hondureños para llegar a la entrada de su “lugar de trabajo”, fueron tomadas por miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH). Tambores, bailes y cantos en lengua garífuna colmaban el ambiente, mientras hombres crucificados y amarrados con cadenas permanecían inmóviles bajo las miradas de la gente que se detenía para escuchar las razones de la protesta, voceadas a través de megáfonos.

Ante los medios de comunicación que se hicieron presentes, Miriam Miranda, dirigente de OFRANEH, expresa vehementemente el enojo por tantos siglos de abandono y desinterés por parte de la clase política de su país. “Estamos aquí para manifestarnos en contra de la contrarreforma a la Ley Electoral, porque atenta contra los pobres de este país. El Congreso Nacional tiene 200 años de estar sancionando leyes sin consultar al pueblo. En este caso están aprobando 65 millones de dólares para, supuestamente, fortalecer a los partidos políticos, para que de esta manera lleguen a nuestras comunidades a engañarnos y a comprar votos. A los partidos no hay que fortalecerlos –continuó Miranda–, a quien hay que fortalecer es al pueblo. Necesitamos que todas estas leyes que atentan contra los derechos de todos los hondureños, en este caso de todos los garífunas, lempas y las otras etnias, se sometan a consulta popular. Estamos exigiendo un referéndum”, concluyó la dirigente garífuna.

Entre los presentes pudimos reconocer a Alfredo López, coordinador de Finanzas de OFRANEH. (ver artículo: El Zooturismo étnico al ataque ) "Nuestro objetivo -explicó a Sirel- es llamar la atención de la población porque hemos estado invisibilizados por muchos siglos. El Congreso Nacional está tomando muchas decisiones sin consultarnos y ahora la paciencia del pueblo se ha rebasado.

El anteproyecto de Ley Indígena que quieren aprobar sin consultarnos no beneficia en nada a nuestras poblaciones porque pretende desconocer el Convenio 169 de la OIT. Por otro lado, en la ONU se ha aprobado la Ley Marco de Pueblos Indígenas, y no es posible que, en Honduras, en vez de dar pasos adelante estemos retrocediendo cada día más”.

Según López, el Convenio 169 fue elaborado bajo tres principios fundamentales: la consulta, la negociación de buena fe y la participación. “En este sentido, si no fuimos consultados no va a haber ninguna participación, ni negociación, y esto para nosotros es inaceptable. En lugar de aprobar disposiciones que violentan el derecho de los pueblos, el Congreso tendría que respetar la aplicación de este convenio y su espíritu, pero en esta supuesta Ley Indígena sólo vemos un instrumento para poder aniquilarnos.

Hay una clara hostilidad en contra de los movimientos populares e indígenas, pero si hemos soportado más de 500 años, ¿por qué no podríamos hacerlo unas cuantas semanas más?”, concluyó López.

Las dos organizaciones que convocaron a la movilización recibieron el apoyo solidario de muchas otras que participaron a una gran marcha por las calles de la capital hondureña. Entre los temas en debate está también la lucha contra las formas de patriarcado que afectan a las mujeres.

Para Bertha Cáceres, coordinadora del COPINH, “se está hablando de dar millones de dólares a los partidos mientras en las comunidades indígenas la gente está muriendo de hambre y de enfermedad. Esta crucifixión simbólica expresa de qué manera el Congreso y los grandes capitales tienen acorralado al pueblo hondureño. Están saqueando sus recursos, hay represión, violencia, se están privatizando sus ríos, sus aguas, sus minerales, sus bosques, incluso el conocimiento. Se está abriendo la puerta -detalló Cáceres- para que grandes empresas farmacéuticas saqueen la información genética de las plantas y animales de los territorios indígenas. Esa supuesta Ley Indígena, financiada por el Banco Mundial e impulsada por el BID, está prácticamente institucionalizando este saqueo a los pueblos indígenas y negros de Honduras. Estamos aquí también porque con esta reforma electoral, a las mujeres se nos va a dificultar aún más el acceso a cargos de elección. Las mujeres habíamos abierto una pequeña ventana para que se nos reconocieran nuestros derechos, pero esta reforma resulta un retroceso increíble, que refuerza el patriarcado, que es otra forma de dominación como el capitalismo, el racismo y la discriminación”, concluyó la líder lenca.

FUENTE
http://alainet.org/active/21785&lang=es

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net