Wide Blog Theme

15.04.09

BOLIVIA. Evo promulga la Ley Electoral y busca conciliarse con indígenas

El dirigente Pedro Nuni dijo que el ministro Carlos Romero les “falló” en la negociación de los escaños.

El presidente Evo Morales promulgó ayer la Ley de Régimen Electoral Transitorio y ahora pretende restañar las heridas de los pueblos indígenas que quedaron solamente con siete escaños de los 130 que tendrá la Cámara de Diputados.

En un acto con los movimientos sociales afines al MAS, realizado en la plaza Murillo, el Mandatario promulgó la ley que convoca a elecciones presidenciales y referendos autonómicos para el 6 de diciembre y comicios de alcaldes, gobernadores y prefectos del 4 de abril de 2010.

Acto: Morales, ayer, en la plaza Murillo, durante la promulgación de la Ley de Régimen Electoral Transitorio

La llovizna no impidió que cerca de un millar de personas de organizaciones sociales, como los cooperativistas y vecinos de El Alto, se quede en el kilómetro 0, aunque la concentración no logró copar todo el centro histórico, sino solamente la esquina ubicada al frente del Palacio.

A las 04.16 de ayer, el presidente del Congreso, Álvaro García Linera, cerró la sesión maratónica de siete días en la que se aprobó la nueva norma electoral. Inmediatamente después, Morales y los dirigentes que lo acompañaron suspendieron la huelga de hambre que emprendieron como medida de presión.

Édgar Patana, dirigente de la COR El Alto; Fidel Surco, de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam), e Isaac Ávalos, de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), vaticinaron la victoria de Morales en las elecciones de diciembre.

Durante su intervención, el Presidente criticó a los parlamentarios opositores y a los disidentes del MAS, a los que trató de “traidores”. Lamentó la reducción de escaños, de 14

—propuestos por el oficialismo— a siete, que finalmente aparecen en la ley aprobada. Pidió a todos los indígenas paciencia y prometió revertir la distribución cuando el Movimiento Al Socialismo controle el Órgano Legislativo.

“Ahora, los indígenas tenemos siete escaños, qué lindo va a ser cuando tengamos dos tercios de la Asamblea Legislativa Plurinacional y hagamos los cambios que mande el pueblo”.

La reducción de los curules indígenas en el Congreso dejó solamente con siete cuotas para los 36 pueblos originarios.

Al principio, la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) y la Confederación Nacional de Marcas y Ayllus del Qullasuyu (Conamaq) pidieron 24 y 18 circunscripciones, respectivamente.

El miércoles 8, en medio de las negociaciones en el Congreso, el máximo dirigente de la CIDOB, Adolfo Chávez, decidió volver a su región y retirar su propuesta. Entre lágrimas aseguró que el Gobierno los traicionó por haber negociado la cuota étnica.

Los indígenas del oriente no participaron en la huelga de hambre en el Palacio y no estuvieron en la plaza Murillo.

Otro dirigente de la CIDOB, Pedro Nuni, dijo ayer que su organización fue abandonada por el MAS, que no defendió la propuesta de los originarios, sino que negoció con los opositores.

Dijo que “confiaron” en las gestiones del ministro de Autonomías, Carlos Romero, quien fue asesor de la CIDOB por mucho tiempo. “Nos ha fallado” dijo Nuni, pues “no hubo nadie quien defienda nuestra propuesta”.

El Ministro de Autonomías reconoció, en una entrevista con radio Erbol, que la cesión en el tema de la cuota étnica fue una de las pérdidas del oficialismo en el Congreso; sin embargo, aseguró que “más adelante se podrá incrementar la representación de los pueblos indígena originario campesinos cuando el MAS tenga el control de la Asamblea Legislativa”.

La autoridad gubernamental además buscará un acercamiento con las organizaciones.

En tanto, los indígenas del oriente y la Central de Pueblos Indígenas de Beni (CPIB) se reunirán la próxima semana para analizar la reducción de los escaños. Nuni dijo ayer que buscarán que en la nueva Ley Electoral sean reconocidos.

En Chuquisaca, el dirigente Esteban Urquizu resignó la pérdida de un escaño indígena y culpó a la oposición de esta “maniobra”. La Conamaq protestó, pero sigue con el Gobierno.

En el MAS reclaman el cierre del Parlamento

Una vez aprobada la Ley de Régimen Electoral Transitorio, el Movimiento Al Socialismo puso en duda la continuidad del funcionamiento del Congreso Nacional, pues ésta habría terminado con la única tarea encomendada por la nueva Constitución Política del Estado.

El vicepresidente Álvaro García Linera fue muy crítico con el Parlamento, sobre todo por la anterior sesión, cerrada en la madrugada de ayer. El dignatario celebró que el Legislativo está en sus últimos meses de existencia.

”Entre el día miércoles, jueves, viernes y sábado (…) hemos asistido a las más vergonzosas páginas de este Congreso Nacional moribundo, que por suerte ya acaba, que por suerte ya termina para dar paso a la nueva Asamblea Plurinacional”.

El jefe de la bancada de senadores del oficialismo, Ricardo Díaz, afirmó que existen labores de fiscalización y gestión que aún están pendientes en el Parlamento. Recordó que los parlamentarios deben todavía fiscalizar los recursos que el Gobierno destinará al Órgano Electoral para la realización del reempadronamiento biométrico.

Admitió que, en caso de mandato popular, los masistas no dudarán en dar un paso al costado. “Si las organizaciones sociales dicen que hay que cerrar el Congreso, nosotros no estamos en disposición de quedarnos”.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, pidió a los trabajadores “retirar a los diputados y senadores y cerrar el Congreso” porque ya no tienen tareas pendientes.

Apuntes

Siete escaños. La distribución acordada por la Comisión de Concertación otorgaba una circunscripción indígena al departamento de Chuquisaca, que restaba una plaza uninominal. La brigada de Chuquisaca nunca estuvo de acuerdo con el pacto alcanzado por el oficialismo, y elevaron su queja en la plenaria. Para solucionar el impasse se armó una “comisión pequeña”. Con el beneplácito de los senadores opositores Fernando “Látigo” Rodríguez y Luis Vásquez, el MAS redujo otro escaño indígena luego de haberlos peleado toda la semana anterior.

Error de redacción. En la delimitación de poblaciones indígenas por departamentos, para la cuota étnica se establece que por Oruro podrán acceder a los curules especiales los pueblos Murato y Chipaya. Cuando este artículo (32) ya estuvo aprobado, recién García Linera y los parlamentarios se dieron cuenta de que estos dos pueblos no aparecen entre los reconocidos por la nueva Constitución. Los Muratos en realidad son identificados como Urumuratos, y directamente los Chipayas no existen en la Carta Magna. El Vicepresidente confesó y lamentó mucho el error; sin embargo, no obtuvo los dos tercios necesarios para reconsiderar el artículo.

Los estatutos autonómicos en la Ley Electoral. Dentro de las varias concesiones que tuvo que realizar el MAS para dar curso al acuerdo, estuvo la incorporación textual de párrafos de los estatutos autonómicos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

El Órgano Electoral para la capital. Una vez aprobados todos los artículos, el senador “Látigo” Rodríguez propuso como novena disposición final que desde 2010, el Tribunal Supremo Electoral se establezca en Sucre, tal como lo ofreció el oficialismo en 2007, durante la Asamblea Constituyente. La propuesta no recibió apoyo de dos tercios.

Respaldo a los acuerdos: La Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció ayer el esfuerzo de las autoridades nacionales, de los actores políticos y de los legisladores de las fuerzas políticas del Congreso Nacional por haber llegado a un acuerdo en la aprobación de la Ley del Régimen Electoral Transitorio.

El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari Capellari, asimismo, resaltó el desprendimiento de oficialistas y opositores a la hora de aprobar la nueva norma electoral, que garantiza un padrón biométrico considerado transparente para las elecciones del 6 de diciembre.

La negociación por los escaños

Los indígenas quedaron solamente con siete escaños de los 14 planteados por el MAS.

La oposición, en cambio, propuso tres plazas. La Comisión de Concertación acordó ocho.

Potosí y Chuquisaca no cuentan con diputados indígenas. La CIDOB está molesta.

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net