Wide Blog Theme

03.07.09

BOLIVIA. Los desafíos de las Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución

-Municipios y Tierras Comunitarias de Origen constituyen el primer ladrillo para la construcción de las autonomías, dijo vicepresidente Álvaro García Linera en el acto de presentación de la investigación de Albó y Romero "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución", auspiciada por Vicepresidencia y GTZ/PADEP.- No todas las TCO se convertirán en autonomías indígenas, afirma ministro Romero, para quien la capacidad competencial e institucional deberían ser requisitos básicos.

Las autonomías indígenas tendrán como base al municipio y a las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) declaró, anoche, el vicepresidente, Álvaro García Linera, al afirmar que la propuesta en este sentido planteada por Xavier Albó y Carlos Romero constituye "el ladrillo, la base fundamental" de estas nuevas organizaciones territoriales.

Las declaraciones del vicepresidente fueron formuladas durante la presentación del trabajo de investigación del antropólogo Xavier Albó y el actual ministro de Autonomías, Carlos Romero, titulado: "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución", auspiciado por la Vicepresidencia del Estado Plurinacional y del Programa de Apoyo a la Gestión Pública Descentralizada y Lucha contra la Pobreza de la Cooperación Técnica Alemana GTZ/PADEP.

Autonomías Indígenas: una nueva forma de organizar el poder

"Las autonomías indígenas organizarán el poder en una sociedad de amplia diversidad cultural, política y socio-productiva y modos de producción económica y subjetiva sobre la vida, el destino y la muerte", sostuvo el vicepresidente ante una multitud concurrente al acto en el que también participaron la ministra de Justicia, Celima Torrico, y el ministro de Educación y ex vicepresidente de la Asamblea Constituyente, Roberto Aguilar, la coordinadora a.i. del la GTZ/PADEP, Marion Hormann, y el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, quien comentó el trabajo.

"Las autonomías indígenas permitirán institucionalizar el poder de los pueblos indígenas dentro de un Estado Plurinacional, resolviendo así la contradicción que no pudo atender la colonia, la república, la revolución del 52 ni las oleadas izquierdistas en el país, y que se resume en cómo pueden dos pueblos diferentes convivir en un mismo espacio geográfico estatal" , afirmó el vicepresidente.

De las propuestas indígenas derrotadas a descentralizar el poder

García Linera hizo en un recuento de al menos dos propuestas audaces pasadas y una actual de los pueblos indígenas para una convivencia organizada; la de Tupak Katari (1781) en el siglo XVIII, que propuso un ayllu de indios y otro ayllu de blancos para resolver el orden colonial de una sociedad sobre otra impuesto violentamente y la de Zárate Willka (guerra federal de 1899) que planteó la existencia de dos repúblicas autónomas: una de indios y otra de mestizos, como un federalismo avanzado.

Ambas propuestas -agregó el vicepresidente- fueron rechazadas con la violencia y el asesinato de sus proponentes y seguidores.

"La tercera es la vencida, y la tercera salida contra el orden impuesto colonial es la salida Evista: la búsqueda de la descentralización del poder con autonomías de diferentes pueblos compartiendo un mismo territorio estatal", puntualizó.

Las tres vías indigenistas desde 1952

El Estado Plurinacional, liderado por indígenas resuelve el problema de la discriminación y de la opresión de un pueblo contra otro, que no pudieron resolver los nacionalistas revolucionarios (1952) los izquierdistas ni el neoliberalismo, manifestó el vicepresidente en más de 30 minutos de alocución.

Según García Linera, los movimientos indigenistas emergentes, luego de la revolución de 1952 en Bolivia, plantearon tres vías: el indigenismo inicial cuyo pensamiento se reflejó en consignas como la siguiente: "Los mestizos son pocos, que se vayan y los indios somos mayorías". Un segundo momento, el de los años 70, con la irrupción del katarismo que reivindicó el derecho a ser bolivianos con cultura propia y el derecho a una ciudadanía: "No queremos ser ciudadanos de segunda, somos también bolivianos", agregó.

Finalmente, la etapa tardía de los movimientos indígenas se expresó en un "Indigenismo leninista que planteó en Bolivia la autodeterminación como una estrategia de resistencia al Estado colonial; se trata de una voluntad de poder pero resistente", sostuvo el vicepresidente García Linera.

Contribución y resistencia indígena al Estado

Durante el actual proceso de reformas que impulsa el gobierno del presidente Evo Morales, García Linera sostuvo que se han dado dos grandes debates entre los movimientos indígenas bolivianos.

Por un lado, el debate se orientó a responder si los pueblos indígenas continúan con la estrategia de asediar y cercar al Estado o son parte del Estado, y, por otro, definir hasta qué momento se retrocede en la historia para determinar la reconstitución de los territorios indígenas.

Según el vicepresidente, Evo Morales logró salidas a este "debate de contribución y resistencia indígena contra el Estado" al consolidar la indianización del propio Estado boliviano y lograr que el movimiento indígena se vea como articulador y constructor de un Estado, liderando un bloque social que incorpora a varias clases sociales".

Por su parte, el debate sobre la territorialización fue resuelta por los movimientos indígenas al aceptar la delimitación municipal y la de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) como formas de organización dentro de un nuevo Estado Plurinacional.

La salida al debate

"El Estado Plurinacional es una solución estratégica al gran problema que había impedido el avance del Estado, es una salida a esta contradicción estatal histórica que no había podido ser resuelta," puntualizó el vicepresidente boliviano, quien agregó que, precisamente, la nueva Constitución Política del Estado ha convertido a la mayoría demográfica indígena en Bolivia en mayoría política con autonomías indígenas que ya no cercan ni resisten al Estado sino que lo constituyen.

En el acto de presentación de la investigación "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución" Xavier Albó dijo que los autores esperan que el libro sirva para dar panorámicas acerca de los puntos y conceptos centrales de la nueva Constitución Política del Estado y de la realidad bolivianas. Dentro de esta panorámica, se perciben dos vías para llegar a las autonomías indígenas: municipios y las TCO.

Albó y Romero: Autonomías indígenas y sus desafíos

Albó mostró, con ayuda de diapositivas, algunos ejemplos de la gama de situaciones que se presenta en el país desde la perspectiva de las TCO: municipios que no tienen TCO, TCO que son parte de municipios, varias TCO que conforman municipios y TCO que abarcan varios municipios, y cómo los pueblos indígenas pueden optar por la mejor vía para alcanzar sus autonomías unas veces por la vía de las Tierras Comunitarias de origen o, bien, por la municipal. Las autonomías indígenas significan -dijo Albó- que Las Naciones y Pueblos Indígenas Originarios Campesinos NyPIOC (sin comas entre cada palabra) pueden disfrutar de su propio desarrollo político, económico, cultural conforme a sus formas propias, lo cual podría permitir pasar de una sociedad boliviana "abigarrada" a una articulada.

A su turno, el ministro de Autonomías Carlos Romero, dio una amplia explicación acerca de los desafíos que representan las autonomías indígenas en relación a sus capacidades competenciales tanto legislativas como ejecutivas pero también jurisdiccionales que les otorga la nueva Constitución.

El ministro dijo que un desafío actual es reflexionar sobre un tema importante que, dijo, ya figura en el marco de la nueva Ley de Autonomías: que las TCO deben adquirir la cualidad de territorios indígenas para pasar de allí a ser Autonomías Indígenas, pero que este acceso no es automático sino que requiere de una acreditación competencial que debe medir la capacidad institucional.

Este requisito de acreditación vela por el interés del ciudadano frente a la experiencia municipal que demostró que muchos municipios se hallan capacitados para cumplir con su misión de servicio pero otros no.

Texto de Autonomías Indígenas para soluciones prácticas

En el evento de anoche, inaufgurado por Héctor Ramirez, secretario de la Vicepresidencia, también participaron director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, que destacó, en un extenso y minucioso comentario, la importancia del texto y su oportunidad y, a su vez, planteó la preocupación acerca de la capacidad de gestión y la base demográfica mínima necesaria para las autonomías indígenas tomando como ejemplo la existencia de municipios que tienen apenas unos 220 habitantes.

De ahí que la Coordinadora a.i. de la GTZ/PADEP, Marion Hörmann, felicitara a los autores de la investigación por la forma en que se trata el tema: "Desde lo que dice la CPE, analizando e interpretando los datos y los hechos en términos simples pero dentro de un contexto. Mostrando los diferentes escenarios y la gran diversidad de opciones posibles pero, al mismo tiempo, advirtiendo que la construcción de autonomías indígenas no es automática y que forma parte de un proceso que tendrá muchos ajustes", dijo.

"El reto se encuentra en en elegir lo que es apropiado y consensuado"
,, dijo la Coordinadora a.i. de GTZ/PADEP. " En ese sentido, el libro de Albó y Romero definitivamente contribuye a la búsqueda exitosa de soluciones prácticas y compartidas", concluyó Hörmann.

FUENTE

www.padep.org.bo

**

***************************

Autonomías Indígenas y sus soluciones prácticas
La Paz, viernes, 3 de julio de 2009

Foto: La ministra de Justicia, Celima Torrico; el vicepresidente del Estado Plurinacional, Alvaro García Linera; el ministro de Autonomía, Carlos Romero; el ministro de Educación, Roberto Aguilar, y la Coordinadora a.i. de la GTZ/PADEP, Marion Hörmann escuchando la exposición de Xavier Albó y mirando la proyección de diapositivas, en el hall de la Vicepresidencia

Los desafíos de las Autonomías Indígenas en
la realidad boliviana y su nueva Constitución

-Municipios y Tierras Comunitarias de Origen constituyen el primer ladrillo para la construcción de las autonomías, dijo vicepresidente Álvaro García Linera en el acto de presentación de la investigación de Albó y Romero "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución", auspiciada por Vicepresidencia y GTZ/PADEP.- No todas las TCO se convertirán en autonomías indígenas, afirma ministro Romero, para quien la capacidad competencial e institucional deberían ser requisitos básicos.

Las autonomías indígenas tendrán como base al municipio y a las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) declaró, la noche del miércoles, el vicepresidente, Álvaro García Linera, al afirmar que la propuesta en este sentido planteada por Xavier Albó y Carlos Romero constituye "el ladrillo, la base fundamental" de estas nuevas organizaciones territoriales.

Las declaraciones del vicepresidente fueron formuladas durante la presentación del trabajo de investigación del antropólogo Xavier Albó y el actual ministro de Autonomías, Carlos Romero, titulado: "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución", auspiciado por la Vicepresidencia del Estado Plurinacional y del Programa de Apoyo a la Gestión Pública Descentralizada y Lucha contra la Pobreza de la Cooperación Técnica Alemana GTZ/PADEP.

Los autores de la investigación: Carlos Romero y Xavier Albó

Autonomías Indígenas: una nueva forma de organizar el poder

"Las autonomías indígenas organizarán el poder en una sociedad de amplia diversidad cultural, política y socio-productiva y modos de producción económica y subjetiva sobre la vida, el destino y la muerte", sostuvo el vicepresidente ante una multitud concurrente al acto en el que también participaron la ministra de Justicia, Celima Torrico, y el ministro de Educación y ex vicepresidente de la Asamblea Constituyente, Roberto Aguilar, la coordinadora a.i. de la GTZ/PADEP, Marion Hormann, y el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, quien comentó el trabajo.

"Las autonomías indígenas permitirán institucionalizar el poder de los pueblos indígenas dentro de un Estado Plurinacional, resolviendo así la contradicción que no pudo atender la colonia, la república, la revolución del 52 ni las oleadas izquierdistas en el país, y que se resume en cómo pueden dos pueblos diferentes convivir en un mismo espacio geográfico estatal" , afirmó el vicepresidente.

De las propuestas indígenas derrotadas a descentralizar el poder

García Linera hizo en un recuento de al menos dos propuestas audaces pasadas y una actual de los pueblos indígenas para una convivencia organizada; la de Tupak Katari (1781) en el siglo XVIII, que propuso un ayllu de indios y otro ayllu de blancos para resolver el orden colonial de una sociedad sobre otra impuesto violentamente y la de Zárate Willka (guerra federal de 1899) que planteó la existencia de dos repúblicas autónomas: una de indios y otra de mestizos, como un federalismo avanzado.

Ambas propuestas -agregó el vicepresidente- fueron rechazadas con la violencia y el asesinato de sus proponentes y seguidores.

"La tercera es la vencida, y la tercera salida contra el orden impuesto colonial es la salida Evista: la búsqueda de la descentralización del poder con autonomías de diferentes pueblos compartiendo un mismo territorio estatal", puntualizó.

Embajadores y senadores revisando durante el acto de presentación

Las tres vías indigenistas desde 1952

El Estado Plurinacional, liderado por indígenas resuelve el problema de la discriminación y de la opresión de un pueblo contra otro, que no pudieron resolver los nacionalistas revolucionarios (1952) los izquierdistas ni el neoliberalismo, manifestó el vicepresidente en más de 30 minutos de alocución.

Según García Linera, los movimientos indigenistas emergentes, luego de la revolución de 1952 en Bolivia, plantearon tres vías: el indigenismo inicial cuyo pensamiento se reflejó en consignas como la siguiente: "Los mestizos son pocos, que se vayan y los indios somos mayorías". Un segundo momento, el de los años 70, con la irrupción del katarismo que reivindicó el derecho a ser bolivianos con cultura propia y el derecho a una ciudadanía: "No queremos ser ciudadanos de segunda, somos también bolivianos", agregó.

Finalmente, la etapa tardía de los movimientos indígenas se expresó en un "Indigenismo leninista que planteó en Bolivia la autodeterminación como una estrategia de resistencia al Estado colonial; se trata de una voluntad de poder pero resistente", sostuvo el vicepresidente García Linera.

Albó, en el hall de la Vicepresidencia antes del acto

Contribución y resistencia indígena al Estado

Durante el actual proceso de reformas que impulsa el gobierno del presidente Evo Morales, García Linera sostuvo que se han dado dos grandes debates entre los movimientos indígenas bolivianos.

Por un lado, el debate se orientó a responder si los pueblos indígenas continúan con la estrategia de asediar y cercar al Estado o son parte del Estado, y, por otro, definir hasta qué momento se retrocede en la historia para determinar la reconstitución de los territorios indígenas.

Según el vicepresidente, Evo Morales logró salidas a este "debate de contribución y resistencia indígena contra el Estado" al consolidar la indianización del propio Estado boliviano y lograr que el movimiento indígena se vea como articulador y constructor de un Estado, liderando un bloque social que incorpora a varias clases sociales".

Por su parte, el debate sobre la territorialización fue resuelta por los movimientos indígenas al aceptar la delimitación municipal y la de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) como formas de organización dentro de un nuevo Estado Plurinacional.

La salida al debate

"El Estado Plurinacional es una solución estratégica al gran problema que había impedido el avance del Estado, es una salida a esta contradicción estatal histórica que no había podido ser resuelta," puntualizó el vicepresidente boliviano, quien agregó que, precisamente, la nueva Constitución Política del Estado ha convertido a la mayoría demográfica indígena en Bolivia en mayoría política con autonomías indígenas que ya no cercan ni resisten al Estado sino que lo constituyen.

En el acto de presentación de la investigación "Autonomías Indígenas en la realidad boliviana y su nueva Constitución" Xavier Albó dijo que los autores esperan que el libro sirva para dar panorámicas acerca de los puntos y conceptos centrales de la nueva Constitución Política del Estado y de la realidad bolivianas. Dentro de esta panorámica, se perciben dos vías para llegar a las autonomías indígenas: municipios y las TCO.

Albó y Romero: Autonomías indígenas y sus desafíos

Albó mostró, con ayuda de diapositivas, algunos ejemplos de la gama de situaciones que se presenta en el país desde la perspectiva de las TCO: municipios que no tienen TCO, TCO que son parte de municipios, varias TCO que conforman municipios y TCO que abarcan varios municipios, y cómo los pueblos indígenas pueden optar por la mejor vía para alcanzar sus autonomías unas veces por la vía de las Tierras Comunitarias de origen o, bien, por la municipal. Las autonomías indígenas significan -dijo Albó- que Las Naciones y Pueblos Indígenas Originarios Campesinos NyPIOC (sin comas entre cada palabra) pueden disfrutar de su propio desarrollo político, económico, cultural conforme a sus formas propias, lo cual podría permitir pasar de una sociedad boliviana "abigarrada" a una articulada.

A su turno, el ministro de Autonomías Carlos Romero, dio una amplia explicación acerca de los desafíos que representan las autonomías indígenas en relación a sus capacidades competenciales tanto legislativas como ejecutivas pero también jurisdiccionales que les otorga la nueva Constitución.

El ministro dijo que un desafío actual es reflexionar sobre un tema importante que, dijo, ya figura en el marco de la nueva Ley de Autonomías: que las TCO deben adquirir la cualidad de territorios indígenas para pasar de allí a ser Autonomías Indígenas, pero que este acceso no es automático sino que requiere de una acreditación competencial que debe medir la capacidad institucional.
Este requisito de acreditación vela por el interés del ciudadano frente a la experiencia municipal que demostró que muchos municipios se hallan capacitados para cumplir con su misión de servicio pero otros no.

Texto de Autonomías Indígenas para soluciones prácticas

En el evento de anoche, inaugurado por Héctor Ramirez, secretario de la Vicepresidencia, también participaron el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, que destacó, en un extenso y minucioso comentario, la importancia del texto y su oportunidad y, a su vez, planteó la preocupación acerca de la capacidad de gestión y la base demográfica mínima necesaria para las autonomías indígenas tomando como ejemplo la existencia de municipios que tienen apenas unos 220 habitantes.

De ahí que la Coordinadora a.i. de la GTZ/PADEP, Marion Hörmann, felicitara a los autores de la investigación por la forma en que se trata el tema: "Desde lo que dice la CPE, analizando e interpretando los datos y los hechos en términos simples pero dentro de un contexto. Mostrando los diferentes escenarios y la gran diversidad de opciones posibles pero, al mismo tiempo, advirtiendo que la construcción de autonomías indígenas no es automática y que forma parte de un proceso que tendrá muchos ajustes", dijo.

"El reto se encuentra en en elegir lo que es apropiado y consensuado",, dijo la Coordinadora a.i. de GTZ/PADEP. " En ese sentido, el libro de Albó y Romero definitivamente contribuye a la búsqueda exitosa de soluciones prácticas y compartidas", concluyó Hörmann.

FUENTE: PADEP

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net