Wide Blog Theme

03.07.09

ECUADOR. Segundo Congreso Mundial del Páramos

La declaratoria también invita a los gobiernos y a la comunidad científica a que reconozcan y legitimen a los pueblos indígenas, sus saberes y su cultura, pues son ellos actores fundamentales en la protección y uso responsable de los páramos. Así mismo, el documento incentiva a continuar trabajando arduamente en el posicionamiento del páramo como un ecosistema estratégico dentro de la sociedad en su conjunto.

www.paramo.org informa que en un emotivo acto de clausura se cerró el Segundo Congreso Mundial del Páramos – PARAMUNDI, vida en las alturas, con la lectura de la Declaración de Loja sobre los Páramos, el pasado 25 de junio. Este documento contiene las observaciones, recomendaciones y compromisos propuestos en el marco del evento frente a la conservación y el uso sostenible de estos ecosistemas. Entre ellas se destaca la recomendación de excluir cualquier tipo de actividad minera de los páramos andinos.

“Más de 700 participantes, entre ONG, autoridades nacionales y organizaciones internacionales, líderes comunitarios, niños y niñas parameros, y empresarios, reconocieron en este documento el carácter estratégico y sagrado de los páramos para la región andina; ello implica eliminar o prevenir actividades como la forestación, agricultura y turismo a gran escala, la caza no tradicional, el deporte motorizado, quema frecuente, y la construcción de infraestructura de gran magnitud”, dijo Bert De Bièvre, presidente de la Comisión Técnica de PARAMUNDI y coordinador regional del Proyecto Páramo Andino. “Esto también incluye “por razones de interés superior y bien común, excluir la minería de los páramos en todas sus modalidades, teniendo en cuenta el contexto y ordenamiento jurídico y las soberanías nacionales”.

La declaratoria resalta las iniciativas en marcha que implementan el diálogo de saberes entre el conocimiento tradicional y científico, así como las decisiones políticas que propenden por un mejor manejo de estos ecosistemas, basadas en numerosos acuerdos multilaterales ambientales y sociales, como el Convenio de Diversidad Biológica (CDB), la Convención Ramsar y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre otros. No obstante, las leyes por sí solas no garantizan la subsistencia de los páramos y sus formas de vida.

“Sin duda la exclusión de la minería en los páramos colombianos y el reconocimiento de los derechos de la naturaleza y el mandato de protección presentes en la Constitución Política ecuatoriana, así como la inclusión de páramos en áreas protegidas de Perú y Venezuela, son hitos en la conservación y uso sostenible de estos ecosistemas”, agregó De Bièvre. “Sin embargo, la declaratoria también reconoce una deficiente participación ciudadana y una falta de coherencia, complementariedad y aplicación efectiva de estas y otras normatividades existentes”.

Cambio climático y los páramos

Se estima que más de cuarenta millones de personas, sólo en los Andes del Norte, se benefician de la singular biodiversidad de los páramos, así como sus capacidades de regulación hídrica y acumulación de carbono en sus suelos. En este sentido, la declaratoria también subraya la vulnerabilidad de estos ecosistemas frente al cambio climático, teniendo en cuenta su carácter de ecosistema tropical de alta montaña.

“Existe una gran necesidad de medir los efectos del cambio climático en los páramos y, consecuentemente, el desarrollo de estrategias de mitigación y adaptación frente al cambio climático”, agregó De Bièvre. “Por ello, la Declaratoria de Loja invita a la comunidad internacional y a los gobiernos nacionales a trabajar conjuntamente en el desarrollo de mecanismos que permitan analizar la vulnerabilidad y adaptación de estos ecosistemas y las comunidades locales a este fenómeno global”

Concertación y participación por la conservación de los páramos

PARAMUNDI facilitó un intercambio de preocupaciones, experiencias, propuestas y conocimiento tradicional y científico, a través de los diferentes simposios, mesas temáticas, el Foro Comunitario, el Encuentro de Guardapáramos y el Encuentro de Niñas y Niños Parameros. Por primera vez un evento dedicado a los páramos de tal magnitud logró un grupo de participantes tan diverso; es por esto que las comunidades indígenas y campesinas allí representadas hacen un fuerte llamado dentro de la declaratoria a que se realicen procesos de consulta previa y concertación respecto a cualquier iniciativa que involucre sus territorios.

La declaratoria también invita a los gobiernos y a la comunidad científica a que reconozcan y legitimen a los pueblos indígenas, sus saberes y su cultura, pues son ellos actores fundamentales en la protección y uso responsable de los páramos. Así mismo, el documento incentiva a continuar trabajando arduamente en el posicionamiento del páramo como un ecosistema estratégico dentro de la sociedad en su conjunto.

“Después de siete años de haber organizado el Primer Congreso Mundial de Páramos, en Paipa (Colombia), logramos reunir de nuevo a la comunidad paramera, en medio de un panorama de grandes preocupaciones y amenazas en contra de los páramos, pero también de oportunidades y posibles soluciones... Hoy la conciencia sobre su importancia para la vida en los altos Andes tropicales ha crecido, no sólo dentro de las comunidades que viven en o cerca a ellos, sino dentro de las comunidades urbanas y rurales que se disfrutan de sus bienes y servicios “aguas abajo”. Esto nos motiva aún más a seguir trabajando en el fortalecimiento de esa conciencia colectiva... llegó la hora de convencer a los no convencidos”, concluyó De Bièvre.

PNUMA - www.paramo.org

FUENTE
http://www.ecoticias.com/eco-america/15034/

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net