Wide Blog Theme

14.07.09

BRASIL. Garantizar tierras para indí­genas es 'cuestión de honra', dice presidente de la Funai

Etiquetas: ,

El presidente de la Funai, Márcio Meira, afirmó a “la Agencia Brasil” que la garantía de tierras para los indios Guarani-Kaiowá en Mato Grosso do Sul es una cuestión de honra para el país.

El reconocimiento y la garantía del derecho originario de los indios Guarani Kaiowá hoy ocupadas por actividades productivas, es definido por el presidente de la Fundación Nacional del Indio (Funai), Márcio Meira, como una “cuestión de honra” para Brasil y como “el principal desafío” después de la confirmación de la demarcación en franja continua de la Tierra Indígena Raposa Sierra del Sol, en Roraima.

La afirmación fue hecha por el investigador y maestro en antropología social, de 45 años, en entrevista a la Agencia Brasil. Los estudios de identificación de las áreas en Mato Grosso do Sul serán retomados el próximo día 20 por equipos técnicos, y el antojo de Meira es que sean concluidos hasta el fin del año.

Divididos en pequeñas áreas demarcadas en las primeras décadas del siglo pasado, en medio la grandes posesiones rurales, los Guarani Kaiowa pasan por un dramático proceso de violencia y autodestrucción que ya resultó en incontables muertes por suicidio y asesinatos. Meira admite la responsabilidad histórica de la Unión por esta situación, que tiene que ser corregida.

“Es una cuestión de honra del país, no sólo para el presidente de la Funai. Brasil está siendo observado internacionalmente. Se trata de una cuestión humanitaria muy seria. No podemos aceptar que, en el ámbito de la nación brasilera, tengamos un grupo indígena viviendo en las condiciones precarias en que los Guarani Kaiowá viven hoy”, afirmó Meira. El presidente de la Funai reconoce la complejidad de la situación agraria en Mato Grosso do Sul y predica cautela en la conducción de los estudios antropológicos. El trabajo llegó a ser iniciado el año pasado, pero fue paralizado después que equipes fueron amenazadas. Para no acarrar más el conflicto, Funai paralizó los trabajos e inició un diálogo con el sector productivo y el gobierno del estado, con acompañamiento del Ministerio Público Federal.

“Sólo con base en esos estudios vamos a tener un cuadro más claro de cuanto será necesario hacer para el reconocimiento de las tierras tradicionalmente ocupadas. Y es eso también que va a garantizar seguridad jurídica para el desarrollo del estado”, argumentó Meira. “Es un caso de mucho conflicto y exige cautela. Varios indígenas fueron asesinados en la región, sufren violencia y prejuicio. [Es] una región en que la expansión económica de la agroindustria fue muy fuerte los últimos años. No queremos que garantía de los derechos de los pueblos indígenas sea hecha con sangre y con muertes”, añadió.

El área reivindicada por los Guarani Kaiowá en Mato Grosso do Sul está ocupada por personas que recibieron títulos de posesión. El gobierno del presidente Getúlio Vargas (1930-1945 y 1950-1954) hizo un proyecto de colonización en el estado. Hacendados que hoy producen allá soja, caña y etanol son aquellos que fueron para allá como pioneros. Aún así, según Meira, prevalece el derecho originario de los indios sobre las tierras. “Vale más el derecho originario del indio, que es constitucional. Todos los actos normativos son nulos cuando el Estado reconoce que la tierra es tradicionalmente ocupada por los indios”, defendió.

Independientemente del trabajo de identificación preparado por la Funai, la disputa por las tierras en Mato Grosso do Sul puede acabar en la Justicia. En la decisión referente a la Tierra Indígena Raposa Sierra del Sol, el Supremo Tribunal Federal (STF) estableció condicionantes a las cuáles, en tesis, estarían sometidas las futuras demarcaciones. Una de ellas establece el verdadero del aumento de áreas ya demarcadas, pero, en el entender de la Unión, eso sólo se aplica a las demarcaciones hechas después de la Constitución de 1988."Hay una cantidad de tierras demarcadas muy antes [de la Constitución del 1988], en las décadas de 20, 30 y 40, cuando los criterios no eran antropológicos. Muchas veces, esas tierras fueron demarcadas expropiando de forma abusiva y violenta la población indígena que allí estaba ocupándolas de forma tradicional. Estamos hablando de corrección de límites de tierras indígenas tradicionalmente ocupadas", resaltó Meira.

Por Marco Antonio Soalheiro e Ivanir José Bortot (x)
(x) Editada por la “Agencia Brasil”
FUENTE
http://www.mercosurnoticias.com/index.php?option=com_content&task=view&id=26857&Itemid=30

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net