Wide Blog Theme

17.07.09

CIDH. Audiencia de la Corte Interamericana por caso Sawhoyamaxa vs Paraguay

Etiquetas:

El día de ayer Amnistía Internacional asistió a la audiencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, junto a 400 personas provenientes de diferentes organizaciones tanto campesinas, como indígenas, así como de distintos movimientos sociales y grupos de defensa de derechos humanos, para escuchar al Estado paraguayo rendir cuentas de lo que se ha avanzado en la protección de la comunidad indígena Sawhoyamaxa. Amnistía ha estado movilizándose junto con esta comunidad desde 2008.

Unas 400 personas provenientes de diferentes organizaciones, tanto campesinas como indígenas, así como de distintos movimientos sociales y grupos de defensa de derechos humanos atendieron a la audiencia en La Paz, Bolivia.

La comunidad Sawhoyamaxa comenzó su lucha por recuperar sus tierras ancestrales hace 18 años en 1991. La comunidad esta constituida por entre 400 y 500 personas y se ha visto forzada de vivir en un estrecho de terreno al costado de una carretera principal, mientras aguardan la resolución de su reclamación de tierras.

En 2006 la Corte Interamericana llegó a un veredicto en su caso, sentando un importante precedente para la protección de los derechos de los Pueblos Indígenas. Concluyó que los derechos de la comunidad Sawhoyamaxa – incluyendo su derecho a la vida – habían sido violados. La Corte otorgó un periodo de tres años para que el Estado paraguayo devolviera a la comunidad Sawhoyamaxa sus tierras ancestrales. Ordenó también al Estado paraguayo tomar una serie de medidas para asegurar la supervivencia de la comunidad en este ínterin.

El Estado paraguayo ha incumplido tanto por no haber tomado las medidas necesarias para la devolución de estas tierras antes de la fecha limite de Mayo 2009, como por no haber proporcionado servicios básicos adecuados, lo que ha conducido a la Corte Interamericana a llamar al Estado paraguayo para que rinda cuenta de sus acciones por segunda vez.

La formalidad de la audiencia – con cinco jueces de la Corte actual, así como 14 representantes del Estado - no disminuyó la atmósfera expectante en la sala. Representando a la comunidad Sawhoyamaxa estaba Carlos Marecos, un líder de la comunidad Sawhoyamaxa, y Oscar Ayala, abogado de la comunidad y director de la ONG Tierraviva. Carlos Marecos dijo a los jueces: “En el tema de tierras hasta hoy no hay resolución…rechazamos completamente [cualquier propuesta de] tierras alternativas, porque nuestras tierras son un punto innegociable.

Los Pueblos Indígenas a lo largo y ancho de América han experimentado por mucho tiempo marginalización y discriminación. Amnistía Internacional ha denunciado el persistente y arraigado ciclo de privación y exclusión social que padecen los pueblos indígenas. Frente a un terrible legado de violaciones de derechos humanos, los Pueblos Indígenas de las Américas se han movilizado para hacer oír su voz. Aquí en Bolivia, los derechos indígenas han tomado una nueva prominencia en la nueva Constitución nacional, aprobada después de un prolongado periodo de consulta de la población indígena y no indígena. Hoy muchos de estos grupos indígenas bolivianos se han unido a la comunidad Sawhoyamaxa para demandar respeto a los derechos sobre sus territorios y su identidad cultural. Javier Lara del Consejo Nacional de Marcas y Ayllus del Qollasuyo (CONAMAQ) dijo: “El Estado paraguayo al no reconocer [sus derechos] está defendiendo su estructura para seguir dominando e ignorando a nuestros hermanos indígenas paraguayos.”

Cinco jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuestionaron a los representantes del Estado paraguayo sobre el cumplimiento de la sentencia Sawhoyamaxa Vs. Paraguay de 2006

La realidad de lo que significa vivir en estas calamitosas condiciones se puso de manifiesto hoy, cuando el abogado de la comunidad, Oscar Ayala recordó a los presentes que entre diciembre de 2008 y enero de 2009 seis miembros de la comunidad fallecieron debido a enfermedades prevenibles, cuatro de ellos menores de dos años. El Vice-Presidente de la Corte Interamericana, Diego García-Sayán dijo que “la sentencia está por cumplirse en lo fundamental”. Los jueces también llamaron al Estado a que cree mecanismos fluidos de comunicación con la comunidad Sawhoyamaxa.

Grupos bolivianos han mostrado su solidaridad con la comunidad Sawhoyamaxa y ésta a su vez con su comunidad vecina Yakye Axa. Esta comunidad, que también está viviendo en condiciones precarias, también se vió obligada a llevar su caso ante el Sistema Interamericano y en 2005 la corte dictaminó que el Estado paraguayo debía devolverle sus tierras ancestrales. La comunidad Yakye Axa se encuentra acongojada por la reciente muerte de su anterior líder, Don Tómas Galeano, una figura importante en la comunidad, quien aún recordaba cuando la comunidad vivía en sus tierras originarias, y quien había liderado a los Yakye Axa en su tentativa de volver a sus tierras en 1996. El hecho de que él no pudo vivir para ver su sueño realizado – volver a las tierras ancestrales de los Yakye Axa – ha llevado a que lo tuvieran que enterrar al costado de la carretera en vez de junto a sus ancestros en sus tierras originarias.

Don Tómas Galeano, líder de la comunidad Yakye Axa quien falleció a principios de julio.

Mientras que algunas limitadas medidas han sido adoptadas por parte del Estado Paraguayo para cumplir con los fallos relativos a los Yakye Axa y Sawhoyamaxa, no se ha evidenciado ningún resultado tangible respecto al asunto principal de sus tierras. El continuo fracaso para dar solución a los problemas de las comunidades Yakye Axa y Sawhoyamaxa pone en riesgo la misma supervivencia de ambas comunidades. Amnistía Internacional seguirá en campaña junto a las comunidades Yakye Axa y Sawhoyamaxa recordando al gobierno paraguayo sus obligaciones y llamando la atención de la comunidad internacional a su legítima causa.

FUENTE
http://livewire.amnesty.org/2009/07/17/solidaridad-a-traves-de-las-fronteras/

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net