Wide Blog Theme

21.07.09

BOLIVIA. Límites y territorio pondrán a prueba autonomías indígenas

Categorías: Bolivia, Autonomías

La concreción del proceso autonómico será otra de las grandes batallas en el ámbito municipal e indígena. Sin embargo, las expectativas podrían quedar insatisfechas.

Una de las primeras pruebas para el proceso autonómico se dará con la concreción de las autonomías municipales, especialmente, las que tienen componente indígena. Al respecto, hay por lo menos dos puntos de conflicto: los de los problemas territoriales y de la gestión de recursos económicos.

La primera cuestión no es menor, cuando el mismo titular del ramo, el ministro de Autonomías, Carlos Romero, reconoce que “alrededor del 50% de las entidades territoriales actuales tiene problemas limítrofes.”

Sin embargo, Romero cree que la CPE establece los pasos necesarios y graduales para ir solucionando el problema de los límites, lo que se complementará con los procedimientos que incluya la Ley Marco, cuyo proyecto será presentado a alcaldías, movimientos sociales y prefecturas, a partir del 28 de julio, en las ciudades de Santa Cruz, Beni y Tarija.

El sociólogo experto en temas de descentralización Carlos Laruta señala que el proceso autonómico se inició mucho antes de este gobierno, precisamente, con la inclusión gradual de la autonomía indígena en la legislación boliviana a través de la Ley del Diálogo Nacional del año 2000.

Sostiene, empero, que en la nueva CPE existe una indefinición al respecto, no sólo porque el tema fue de difícil resolución en la Asamblea Constituyente, sino porque sectores radicales del MAS así lo habrían buscado en el afán de tener las puertas abiertas para socavar las bases de la institucionalidad republicana.

Con todo, Laruta, si bien acepta que los problemas limítrofes podrían demorar en su solución y con ello causar una fuerte erogación de gastos al Estado, no cree que el reclamo de grupos radicales de constituir autonomías sobre la base de territorios ancestrales prospere, porque la historia haría impensable un paso atrás y, además, porque los mismos indígenas de base tienen una acendrada cultura propietaria sobre sus tierras familiares.

En lo que respecta la gestión de recursos económicos por las nuevas entidades territoriales autónomas, el ministro Romero afirma que la actual liberalización del sistema de contrataciones estatales que favorece, sobre todo, a los municipios con elevado índice de pobreza, es parte de la política gubernamental de redistribución de los ingresos para el desarrollo.

Empero, aunque Laruta está de acuerdo en que la Norma Básica de Contrataciones requería de una actualización, para facilitar la labor de municipios que no podían presentar proyectos por falta de personal idóneo, lamenta que no se haya respetado la institucionalidad de la Ley Safco, lograda después de más de 15 años.

Califica de “salto con garrocha” a la reforma por decreto que ensaya el Ejecutivo que, en su opinión, harán pasar “de normas claras aunque lentas a una gran liberalidad en el uso de los recursos por parte de los gobiernos municipales.”

Sin embargo, concluye en que tal vez el problema central no esté en los límites ni en el gasto municipal, porque los municipios autónomos e indígenas se irán dando paulatinamente, lo que no necesariamente les abrirá una puerta para salir de la pobreza.

“Podemos tener un montón de municipios indígenas, verdaderos ghettos de pobreza, inviables económicamente, porque no se contempla una estrategia de desarrollo, no se les dice a los indígenas con claridad que lo importante no es sólo la autonomía, sino avanzar en un marco concertado que implique el aprovechamiento estratégico de los recursos del territorio”, concluye.

Lo que dice la nueva CPE

Nueva organización territorial.- Bolivia se organiza en departamentos, provincias, municipios y territorios indígenas originario campesinos, los mismos que pueden modificarse por voluntad de sus habitantes (artículo 269).

Mancomunidades.- La Ley regulará la conformación de mancomunidades entre municipios, regiones y territorios indígena originario campesinos (artículo 273).

Territorios ancestrales.- La autonomía indígena se basa en los “territorios ancestrales”, habitados por pueblos y naciones indígenas (artículo 290), los que pueden reclamarlos afectando a límites de distritos municipales, siempre y cuando logren un acuerdo con los gobiernos municipales concernidos (Art. 293). Si se llegara a afectar límites municipales, la Asamblea Plurinacional debe aprobar la ley respectiva, lo que también se hará si las autonomías indígenas afectan territorios que se encuentran en uno o más municipios.

Competencias.- Son exclusivas de los municipios, entre otras: planificación del desarrollo, promoción del empleo; protección del medio ambiente y sus recursos; catastro urbano; creación y administración de impuestos municipales, tasas y patentes; expropiación de inmuebles por utilidad pública; convenios y contratos, y participación en empresas de hidrocarburos. La autonomía indígena originario campesina, además de sus competencias, asumirá las de los municipios (Arts. 302 y 303). Existen otras competencias concurrentes y compartidas con el Estado.

FUENTE
http://www.la-razon.com/versiones/20090721_006795/nota_267_848062.htm

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net