Wide Blog Theme

06.10.09

PANAMA. Una movilización indígena llega a la capital tras 20 días de caminata. Exigen ratificación de Convenio 169

Panamá, 6 oct (EFE).- Una movilización de indígenas y campesinos llegó hoy a la capital de Panamá tras 20 días y casi 400 kilómetros de caminata por el país para exigir al Gobierno el cese de proyectos energéticos que afectan sus territorios.

Unos 700 indígenas y sindicalistas, según la Policía, se reunieron hoy frente al Puente de las Américas de Panamá, una de las principales vías de acceso a la capital, para culminar así la marcha hasta la Asamblea Nacional.

"Ha sido allí (en el Parlamento) donde se han aprobado las leyes de minería, hidroeléctricas y de turismo que nos perjudican, y donde se tiene que ratificar el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", señaló a Efe Celio Guerra, dirigente del Congreso General de la etnia Ngöbe-Buglé.

El convenio al que hace alusión Guerra reconoce "el derecho de los pueblos indígenas y tribales a asumir el control de sus propias instituciones, formas de vida y de su desarrollo económico".

Con bailes, música y gritando consignas como "Vivan los pueblos originarios" o "Nuestra tierra no se vende", los indígenas fueron recibidos en el órgano legislativo por el jefe de la cartera de Desarrollo Social (Mides), Guillermo Ferrufino.

"Nosotros estamos dispuestos a abrir la mesa de diálogo para resolver las inquietudes de este grupo que es tan importante para nuestro país", señaló Ferrufino a Efe.

Según él, "lastimosamente" los indígenas decidieron venir hasta la Asamblea Nacional a pesar de que desde el 10 de agosto se dieron las primeras conversaciones con "una comisión de alto nivel".

El dirigente de la etnia Ngöbe-Buglé levantó los aplausos de algunos diputados durante su intervención en la Asamblea cuando afirmó que los indígenas no están "en contra del desarrollo" pero creen que éste "debe ser para los panameños y no para empresas extranjeras ni personas que no viven en el país".

Además, criticó que "se les entrega" a trasnacionales de Estados Unidos, Canadá, España, Alemania y Colombia los recursos naturales y culturales de los indígenas, lo que ha conllevado a que haya más de 50.000 hectáreas en el país "acaparadas por empresas mineras" y 21 proyectos hidroeléctricos.

Los indígenas tienen previsto permanecer en la capital panameña para manifestarse ante embajadas de países con proyectos energéticos en sus territorios y marchar el próximo día 12 hasta la Presidencia, en un acto reivindicativo con motivo del cumplimiento de 517 años de "resistencia indígena".

FUENTE

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5hdxHEK1X2jkLeYBRJ71QKk1nnptQ

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net