Wide Blog Theme

27.03.10

ETIOPIA. Construcción de represa acabará con forma de vida de 20.000 indígenas

Johannesburgo, (EFE).- La construcción de una gran presa hidroeléctrica en el río Omo, en Etiopía, acabará con la forma de vida de unos 20.000 indígenas, según la organización de defensa de los derechos humanos Survival International.

Survival, junto con la Campaña para la Reforma del Banco Mundial, la coalición Counter Balance, Los Amigos del Lago Turkana e International Rivers ha abierto una recogida de firmas internacional para detener la construcción de la presa, según un comunicado difundido este martes por este grupo.

La nota pide al Gobierno de Etiopía que detenga la construcción de la presa, conocida como Gibe III, y solicita a potenciales inversores, como el Banco Africano de Desarrollo (BAD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Banco Mundial (BM) y el Gobierno italiano, que no financien el proyecto.

Según Survival, "la presa Gibe III pondrá fin al cauce natural del Omo, cuyas aguas fertilizan la orilla durante la crecida del río", y que permite a los indígenas kwegu, cuando el caudal disminuye, "aprovechar la tierra fértil para sus cultivos".

"En una región castigada por las sequías, la presa tendrá consecuencias devastadoras para las fuentes de alimentación de los indígenas", señala la organización, que recuerda que recientemente las lluvias estacionales y la crecida anual no se produjeron y seis indígenas kwegu, dos de ellos niños, murieron de hambre.

El grupo humanitario apostilla que, "cuando la pesca se reduzca considerablemente por la presa, esta pequeña tribu de cazadores y recolectores "tendrá que hacer frente a una situación límite".Además, Survival asegura que "el Gobierno de Etiopía tiene previsto arrendar grandes extensiones de la tierra de los indígenas del valle del Omo a empresas extranjeras y gobiernos para la producción a gran escala de cultivos (incluidos biocombustibles), que se regarán con agua de la presa".

También acusa al Gobierno etíope de adoptar "medidas drásticas" contra las organizaciones no gubernamentales indígenas y afirma que el año pasado las autoridades "cerraron 41 locales de asociaciones comunitarias, imposibilitando que éstas mantengan reuniones sobre la presa".

Las obras de construcción de la presa se han adjudicado a Salini Costruttori, la misma empresa italiana que construyó otra presa más pequeña también en Etiopía, la Gibe II, que se derrumbó en parte sólo diez días después de su inauguración en enero pasado.

El río Omo es, además, una fuente esencial de agua para el lago Turkana, situado en su mayor parte en Kenia, del que dependen unas 300.000 personas, según agrega Survival. El ganado y la pesca del lago están en peligro, insiste este grupo, así el valle bajo del Omo y el mismo lago Turkana, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Survival considera que la presa Gibe III supondrá una catástrofe para los indígenas del valle del Omo" y acusa al Gobierno de Addis Abeba de "violar la Constitución de Etiopía y la legislación internacional en la contratación", por lo que recalca que "ningún organismo respetable externo debería financiar este proyecto atroz".

La presa en construcción, iniciada en 2006 y que debe acabarse en 2012, tiene un muro de 240 metros de altura, el más alto de África, y debe formar un lago artificial de 150 kilómetros de longitud, con un coste calculado en 1.700 millones de dólares (1.400 millones de euros) y una producción hidroeléctrica de 1.800 megavatios.

FUENTE

http://www.ecosistemas.cl/1776/article-89194.html

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net