Wide Blog Theme

09.04.10

BRASIL. Lula desafiante: 'Que quede claro, vamos a hacer Belo Monte'. Desastre anunciado

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva garantizó el jueves la construcción de la enorme represa hidroeléctrica de Belo Monte sobre el amazónico río Xingú, en momentos que fiscales presentaban dos acciones legales contra el proyecto.

"Es importante que quede claro, en alto y con buen sonido: vamos a hacer Belo Monte", declaró el mandatario después de reunirse con el presidente de Malí, Amadou Toumani Touré.

Lula hizo la manifestación para disipar temores de que ninguna empresa constructora participe de la licitación de la planta hidroeléctrica, valorada en 11.000 millones de dólares y ampliamente criticada por organizaciones ambientalistas y defensores de los derechos indígenas por sus posibles impactos ecológicos y sociales.

La víspera, las constructoras brasileñas Odebrecht y Camargo Correia anunciaron que no participarían de la licitación por considerar que es sumamente costoso, además de que la licencia ambiental del proyecto exige una inversión de alrededor de 800 millones de dólares en compensaciones ambientales y sociales.

"Vamos a hacer la subasta y esperamos que tenga tres, cuatro, cinco o más grupos. De una cosa pueden estar seguros, vamos a hacer Belo Monte", insistió el presidente.

Sin embargo, fiscales del estado amazónico de Pará presentaron el jueves dos acciones legales que apuntan a frenar la construcción de la represa y cancelar la licitación, prevista para el 20 de abril.

Una de las acciones presentadas por el Ministerio Público Federal (fiscalía) de Pará señala que el proyecto "irrespeta" el artículo 176 de la Constitución brasileña que determina que el aprovechamiento del potencial hidroeléctrico en tierras indígenas sólo se podrá hacer si hubiera una ley específica, lo cual no se ha hecho en el caso del río Xingú.

La otra acción indica que el proyecto viola legislación ambiental al secar un trecho de 100 kilómetros del río, que afectará a 12.000 familias que viven a sus orillas y tendrá un gran impacto ecológico para esa región de la Amazonia.

Los dos recursos serán analizados por el juez Antonio Carlos de Almeida, de la ciudad de Altamira y no hay plazo para que se pronuncie pese a que las acciones fueron presentadas con carácter de urgencia.

Según las autoridades energéticas, la planta tendría una capacidad instalada de 11.231 megavatios/mes, aunque críticos del proyecto aseguran que solo generará 1.000 megavatios/mes durante la temporada seca de la Amazonia, que se extiende de junio a septiembre, lo que no compensaría su costo económico y ambiental.


************

Sólo un consorcio opta por construir polémica represa en Amazonía brasileña

Brasilia, 8 abr (EFECOM).- Sólo un consorcio de empresas brasileñas pretende entrar en la licitación para la construcción de la gigantesca hidroeléctrica de Belo Monte, un polémico proyecto en la selva amazónica que ha soliviantado a grupos ecologistas y de indígenas, informaron hoy fuentes oficiales.

El grupo formado por la minera Vale, Votorantim Energía y las constructoras Andrade Gutiérrez y Neoenergía es el único que hasta hoy ha manifestado interés en participar en la licitación de concesión de la que será la tercera mayor hidroeléctrica del mundo.

Existen varias empresas pequeñas interesadas que aún podrían unirse y, apoyadas por la estatal Eletrobras, presentarse para disputar la licitación marcada para el próximo día 20, dijo hoy en una rueda de prensa el presidente de la Empresa de Estudio Energético, Mauricio Tolmasquim.

"Tenemos esperanza de que haya dos consorcios, pero nadie lo puede garantizar, sólo (se sabrá) en el momento de hacer el depósito de las garantías", afirmó el representante del Gobierno.

La estatal Eletrobras rechazó hoy publicar la lista de empresas inscritas como se había anunciado.

Si no se logra formar un segundo consorcio, el grupo liderado por Andrade Gutiérrez se adjudicará la licitación sin competencia y ofreciendo el precio máximo estipulado por el Gobierno, de 83 reales por megavatio/hora (unos 46 dólares).

Esa cantidad es la que recibirá el operador por el suministro de energía durante treinta años a partir de 2015, cuando se prevé que la central entre en funcionamiento, en el río Xingú, en el estado amazónico de Pará.

El miércoles, las constructoras Odebrecht y Camargo Correa, las mayores de Brasil, anunciaron que se retiraban de la licitación por "no encontrar condiciones económicas y políticas" suficientemente interesantes en el proyecto.

Según el pliego de licitaciones, el costo de construcción de la central rondará los 10.600 millones de dólares y la empresa ganadora tendrá que desembolsar otros 800 millones de dólares en contrapartidas ambientales.

La potencia máxima instalada ascenderá a 11.233 megavatios, aunque en los meses de estiaje del río Xingú, en la cuenca amazónica, la central podría generar tan solo una décima parte de ese potencial, lo que reduciría los ingresos de la operadora.

De forma paralela, el Ministerio Público Federal de Brasil presentó hoy dos demandas para intentar parar la licitación por diversos fallos registrados en la concesión de la licencia ambiental y por una incompatibilidad con la Constitución.

Según la fiscalía, la central causará un "grave impacto" en la selva amazónica, podrá secar cien kilómetros del río e "intoxicar" el agua, poniendo en peligro la supervivencia de 12.000 familias y de varios pueblos indígenas.

El ente también manifestó que no se puede celebrar la subasta porque no existe una legislación que regule expresamente la construcción de hidroeléctricas en tierras indígenas, un requisito previo consagrado en la Constitución.

Belo Monte también ha sido el centro de críticas de numerosos grupos ecologistas y de los pueblos indígenas de la región, que han llegado a amenazar con atacar a los obreros que trabajen en su construcción. EFECOM mp/joc/acb

FUENTE

http://economia.terra.com.co/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201004082331_EFE_201004CL4386


Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net