Wide Blog Theme

19.04.10

Nueva Zelanda suscribe la Declaración ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.



La decisión fue comunicada en  un discurso por el Ministro de asuntos maoríes Pita Sharples  en la sesión inaugural del Foro Permanente Para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, en Nueva York, el lunes 19 de abril.

Nueva Zelanda fue uno de los cuatro países que en 2007 votaron en contra de la Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas. Los otros fueron Australia, Canadá y los Estados Unidos.

"El anuncio de hoy restablece nuestro maná y nuestra autoridad moral para hablar en los foros internacionales sobre cuestiones de justicia, los derechos y la paz", dijo el Dr. Sharples.

[Foto: delegación Maori celebra anuncio]

UN DIA PARA CELEBRAR

Esta decisión del Gobierno de formalizar su apoyo a la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, ayudará a restaurar maná de Nueva Zelanda en el tratamiento de los derechos indígenas, de acuerdo con el ministro de Asuntos Maoríes Dr. Pita Sharples.

Hablando desde el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas en Nueva York, donde anunció la decisión , Dr. Sharples dijo que la Declaración de la ONU fija las normas a las que todas las naciones deben aspirar.

"Esta es una declaración  que fue redactada por representantes de los pueblos indígenas y en los negociados con las partes del estado durante más de veinte años. Reconoce los derechos de los pueblos indígenas a la libre determinación, para mantener sus propios idiomas y culturas, para proteger su patrimonio natural y cultural y gestionar sus propios asuntos ", dijo el Dr. Sharples.

"La Declaración es totalmente coherente con el Tratado de Waitangi, y nuestra declaración de apoyo a la Declaración reconoce el papel central del Tratado, en Nueva Zelanda el pasado, presente y futuro. Sin embargo, Nueva Zelanda fue uno de los cuatro países que votaron en contra de la Declaración.

"Esta fue una gran decepción para los maoríes, y pone en la cuestión el compromiso del gobierno anterior a las relaciones de la Corona y los maoríes basado en el Tratado de Waitangi. También reduce la credibilidad de Nueva Zelandia en materia de derechos humanos en los ojos del mundo ", dijo.

"El anuncio de hoy restablece nuestro maná y nuestra autoridad moral para hablar en los foros internacionales sobre cuestiones de justicia, los derechos y la paz", dijo el Dr. Sharples.

El mensaje del Ministro reconoce que los maoríes tienen un estatus especial como tangata whenua y tienen interés en todas las cuestiones normativas y legislativas.
"Es un buen reflejo de la relación entre el Nacional y el Partido Maorí que este Gobierno ha sido capaz de aprobar esta importante declaración. Este es un paso pequeño pero importante hacia la construcción de mejores relaciones entre los maoríes y la Corona. Espero que el mismo espíritu de buena voluntad nos puede guiar a una resolución de la cuestión de playa y fondo marino, que también ha expresado su preocupación en las Naciones Unidas.

"Quiero rendir homenaje a los delegados maoríes 40-plus, entre las muchas otras personas indígenas, que han recorrido el mundo desde 1988 para ayudar a redactar la Declaración que estamos apoyando en la actualidad.
Este es su día para celebrar ", dijo.

 

NEGOCIACIONES ENTRE EL PARTIDO MAORI Y EL GOBIERNO

En declaraciones a la prensa Sharples dijo que  se tomó la decisión de suscribir la Declaración  hace unas semanas después de negociaciones de larga data entre el Partido Maorí y el Gobierno Nacional.

El Ministro de Asuntos Exteriores, Murray McCully, señaló que  la firma del documento permitirá a Nueva Zelanda aclarar su posición. Niega  que haya  habido algún secreto sobre la firma.

De acuerdo a versiones de prensa el Gobierno de NZ parece haber dado su respaldo a la declaración a condición de adjuntar una cláusula diciendo que los  derechos de los maoríes se elaboran dentro de "los marcos legales y constitucionales de Nueva Zelanda".

Nueva Zelanda fue uno de los cuatro estados miembros de la ONU que se opusieron a la declaración, y Sharples señaló que ello había sido "una gran decepción" para los maoríes. En un discurso ante el Foro de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, afirmó que  la Declaración es "totalmente coherente" con el Tratado de Waitangi.

LAS "RAZONES"  DEL ESTADO

Cuando la declaración fue puesto finalmente al frente de la Asamblea General de la ONU en 2007 después de años de preparación, el Gobierno anterior, expresaba con "verdadero pesar y decepción" que Nueva Zelanda no podía apoyarla.

Para explicar el rechazo, la entonces representante permanente de Nueva Zelanda ante la ONU, la diplomática Rosemary Banks, dijo que en un artículo de la Declaración se reconoce a los pueblos indígenas "el derecho a poseer, utilizar, desarrollar o controlar tierras y territorios que tradicionalmente han poseído, ocupado o utilizado".

Ella creyó que implicaría que el país entero quedara incluido potencialmente en el ámbito de aplicación de dicho artículo. "El artículo parece exigir el reconocimiento de derechos a las tierras ahora legalmente propiedad de los demás ciudadanos, tanto indígenas como no indígenas ... "

"La explicación " de Nueva Zelanda  también considera que existen problemas importantes con las disposiciones de la declaración sobre reparación e indemnización para los pueblos indígenas. La declaración también implicaría  que los pueblos indígenas tienen el derecho de veto sobre el Parlamento y la gestión de los recursos nacionales.

El Partido Maorí estuvo  presionando al P. Nacional para suscribir  la declaración. Pero el Gobierno ha procedido con cautela, siendo conscientes del potencial de arsitas en ella y se preocupaba por una reacción negativa del público. Las negociacionesse prolongaron por meses, con el primer ministro el año pasado reacio a fijar un calendario sobre cuándo esas conversaciones llegarían  a una solución.

Dr. Sharples señaló que la posición del Gobierno laborista anterior  había puesto en duda el compromiso de Nueva Zelanda y comprometido  las relaciones de la Corona y los maoríes y reducido la credibilidad de Nueva Zelandia en materia de derechos humanos.

***************


 

Noticia editada por Centro de Politicas Públicas y Derechos Indígenas

 

Basada en:

http://www.radionz.co.nz/news/stories/2010/04/20/1247fe65ea88

http://www.nzherald.co.nz/politics/news/article.cfm?c_id=280&objectid=10639516

http://www.infonews.co.nz/news.cfm?id=51103&utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+infonews%2Fall+(infonews.co.nz+All+news)

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net