Wide Blog Theme

07.06.10

GUATEMALA. La oenegeización de los movimientos sociales III: 'Jun winaq'

Etiquetas:

En un artículo para el III Foro Social de las Américas, el analista maya  Poqomchi’, antropólogo y docente universitario, Máximo Ba Tiul, analiza cómo al construir movimientos sociales con lógicas y direcciones verticales, egolatría, narcisismo y etnocentrismo, estamos refuncionalizando el sistema.


Con humildad y con una inmensa capacidad de autocrítica y de reírse de sí mismo, Máximo también plantea que hace falta generar entre los movimientos sociales una cultura de debate y autocrítica. Y nos recuerda cómo “en la cosmovisión maya se tiene el principio del Kab’awil (la doble mirada), todo tiene doble mirada, todo tiene energías positivas y energías negativas y esto es lo que hace que busquemos constantemente el equilibrio y la armonía”.

Al respecto de los movimientos sociales, dice: el reto no sólo es tender puentes, alianzas, articulaciones, renovar liderazgo, recomponer movimientos sociales, refuncionalizar a las ONG, etcétera, sino que también es: descolonizarnos en pensamiento, sentimiento y acción.

Como Máximo, creo que otros movimientos sociales son posibles. Unos de cara a la gente y no al poder. Unos en los que generemos un modelo de participación activa, para construirnos como una nueva ciudadanía que nos libere del mercado. Unos coherentes entre discurso y praxis. Unos que vayan más allá de acciones de “líderes políticos” que en actos diplomáticos pretenden cobrar más de US$10 mil y piden billetes de avión en vuelos transatlánticos en primera clase.

¿Dónde se nos perdió la humildad del pueblo que decimos representar y las palabras y el mensaje de paz y de símbolo de los pobres?

En un interesante artículo sobre la derrota de Rigoberta en la contienda electoral, el antropólogo español, Santiago Bastos plantea: “Rigoberta y la gente de Winaq arrastraron la misma visión que manejaban al trabajar en el Gobierno: creer que realmente representaban los intereses de los indígenas. En la campaña esto implicó creer que las y los mayas iban a votar por ella sólo por ser mujer, por ser indígena y por lo que representaba”.

“Una de las causas de la derrota puede estar en la construcción histórica de la identidad étnica y con la diversidad ideológica de los mayas. Habría que referirse a la forma en que han actuado políticamente los mayanistas en las últimas décadas, y en concreto, la misma Rigoberta y el resto de Winaq… La debilidad más grande de la candidatura de Rigoberta Menchú: no era producto de la decisión de un movimiento social “poderoso”, sino de un colectivo de cuadros políticos mayas” (Bastos).

En definitiva, hace falta repensarnos y reconstruirnos como movimientos sociales. ¿Cómo es posible que demandamos la democratización del Estado pero no somos capaces de generar procesos de democratización en nuestras propias organizaciones?, ¿cómo hablar de la unidad si los mismos líderes se dan la espalda o no se ven a los ojos?

¿Por qué dar continuidad al discurso demagógico de “ser la voz de los sin voz”, de hablar en “representación de la comunidad”, cuando la mayoría representan sólo a su ONG, a su empresa, a su red, a su coordinación, a su centro académico, etcétera?


Hace falta devolver nuestra mirada al pueblo. Aprender a escucharle cuando nos dice: no a la minería, no a la hidroeléctrica, no al neoliberalismo, no a la explotación de los recursos, no al racismo y a la discriminación, no a la intolerancia, no a la imposición de propuestas, no a que otros nos “representen” o hablen por nosotros.  Por eso proponen: sí a la autonomía, sí a la recuperación de la tierra y del territorio, sí a la diferencia, sí a la tolerancia, etcétera.

Hace falta recuperar aquí la experiencia del sub comandante Marcos, cuando nos enseña: “es el pueblo quien nos manda a obedecer”.  Es el pueblo quien quiere autonomía y liberación. Y aquí, entre el caos, la crisis, la arena y las lluvias, es el pueblo el que nos recuerda a buscar ser el número veinte.  Veinte dedos, veinte días del calendario. Ser un todo logrado e integrado, ser “jun winaq”.

marcela gereda

7/06/2010

FUENTE

http://www.elperiodico.com.gt/es/20100607/opinion/155903/

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net