Pese a que durante muchos años la impronta de muchos sectores fue abogar por la derogación total de la Ley Reservada del Cobre, hoy surgen voces que sugieren que este gravamen sería la única barrera que impediría que Codelco pase a manos privadas. Y aunque el proceso para lograr este cometido es mucho más complejo, organizaciones advierten que suprimir el tributo podría ser el primer paso en esa dirección.

Uno de los grandes temas que marcará la agenda legislativa de este periodo será el cambio en el sistema de financiamiento de las Fuerzas Armadas. Según lo que ha trascendido del proyecto de ley que se redactó para ello, una de las partes más importantes de esta modificación y, ciertamente, una de las más polémicas, es la derogación de la Ley 13.196, más conocida como Ley Reservada del Cobre.

Pese a que durante muchos años la impronta de los sectores de izquierda fue abogar por la derogación total de esta legislación – que grava con el diez por ciento de las ventas del cobre y sus subproductos a Codelco para la adquisición de armamento bélico – hoy las posiciones parecen haberse entibiado frente a lo que se presume como un mal mayor: la eventual privatización de la empresa estatal más importante del país.

Según el presidente del Comité para la Defensa y Recuperación del Cobre, Julián Alcayaga, este tributo sería la principal barrera que tendrían las compañías transnacionales para adquirir Codelco, porque no convendría hacerse cargo de una empresa con una carga impositiva tan alta.

Y aunque la privatización definitiva de Codelco sólo se podría materializar a través de una reforma constitucional, que requeriría la aprobación de los tres quintos del Congreso, para Alcayaga la supresión del diez por ciento podría ser el primer paso en esa dirección.

“El problema del diez por ciento es una barrera, otra es la ley minera y otra la Constitución. Este gobierno no tiene ninguna capacidad para privatizar Codelco, pero como las cosas se van dando de a poco la derogación de la ley reservada del cobre es un paso necesario para dejar abiertas las posibilidades”, afirmó.

Otra de las piezas que habría que mover para que se concretara una eventual privatización sería la Ley Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras  que estipula que “el valor comercial de la concesión, calculando, sobre la base de las reservas de sustancias concedidas que el expropiado demuestre, el valor presente de los flujos de caja de la concesión” deberá ser cancelado por el Estado. Teniendo en cuenta los precios actuales ese valor ascendería a unos 400 mil millones de dólares.

Chile posee el cuarenta por ciento de las reservas de cobre del mundo y, de ellas,  Codelco cuenta con más de la mitad. De hecho, cuando Sebastián Piñera planteó  la liberalización de un veinte por ciento de la cuprífera, se presumió que el valor de la  transacción alcanzaría entre cuatro mil 900 y cinco mil 500 millones de dólares, sin tener en cuenta el equivalente a las reservas. Sin embargo, tomando un valor del precio de cobre de tres dólares la libra, el veinte por ciento de Codelco alcanzaría una  suma de 88 mil millones de dólares, sin tomar en consideración las reservas de otros minerales como el oro, la plata, el molibdeno, el renio.

Por lo mismo, para el economista y ex integrante del comité ejecutivo de Codelco, Orlando Caputo, las ganancias potenciales que podría tener la empresa que adquiera la cuprífera son tan altas, incluso, con el diez por ciento vigente.

“El valor que tiene Codelco no es tanto por lo que produce ahora y eso genera una cantidad muy grande de excedentes, es decir, cualquier capital privado invertido ahí que pague el diez por ciento tendría unas ganancias extraordinarias porque no sólo se apropian de las ganancias sino que de la renta minera”, sostuvo Caputo.

Sin embargo, ante las suspicacias de ciertos sectores, el presidente de la comisión de Minería y Energía de la Cámara Baja, el diputado UDI Alejandro García Huidobro descartó cualquier intento de privatización a la cuprífera, al menos durante este periodo.

“El tema de la privatización no está en el programa de gobierno del Presidente Piñera y es bueno dejarlo clarificado. No va a existir una privatización de Codelco, al menos durante este periodo. Esa es una permanente monserga que han tenido ciertos grupos respecto de situaciones que, a la larga, no van a ocurrir”, sentenció el parlamentario.

¿Qué hacer con el diez?

La principal crítica que ha recibido la Ley Reservada del Cobre tiene que ver con las exorbitantes cifras que se le conceden a las Fuerzas Armadas en periodos pacíficos para la compra de material bélico. Sólo en el 2009 las ramas castrenses recibieron más de 900 millones de dólares.

Incluso, cuando se conoció el costo que implicaría la reconstrucción de nuestro país luego del terremoto, se sugirió utilizar parte de los montos otorgados por la ley para financiarla.

Es por eso que, Julián Alcayaga, propone modificar la legislación para que, dentro del diez por ciento, se establezca un piso y un techo para destinar a las Fuerzas Armadas y que todo excedente se traspase a distintas reparticiones del Estado.

Caputo va más lejos e indica que la idea es lograr una renacionalización parcial del cobre. “Discutir el diez por ciento es como poner una sábana sobre este tema que es el de fondo”, afirmó el economista.

Todas opciones que requerirían de un profundo consenso civil y político que permita realizar las modificaciones legislativas necesarias para lograrlo.

 

FUENTE

http://radio.uchile.cl/noticias/63062/

Noviembre 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Feeds XML

Buscar

Blog especial

Terremoto en Chile
Terremoto