Wide Blog Theme

24.01.08

Pewenches de Bajo Bío Bío claman por tierras para vivir con dignidad

Categorías: Pehuenche

Ante asesores de La Moneda, dirigentes pewenches relataron las penurias que viven sus comunidades que se sienten marginadas y abandonadas, sin acceso a luz y agua, sobreviviendo en precarias condiciones. "Vivimos como inquilinos y si el patrón nos echa, tenemos que irnos a donde podemos, la mayoría lo hace junto a la línea férrea o de allegados”, relata Margarita Purrán.


Por Maria E. VEGA* I Jueves 24 de Enero de 2008

José Martiniano Suárez se reconoció molesto. De la reunión supo a última hora e hizo el esfuerzo por viajar a Concepción para participar, pero dijo que la habría gustado que estuvieran los representantes de las seis comunidades más afectadas.

Queremos que se privilegie la compra de tierras para nuestras comunidades, porque es la única forma de recuperar nuestra dignidad. De una vez por todas queremos que el gobierno nos escuche, que no nos siga encarcelando ni persiguiendo ni maltratando.

CONCEPCIÓN I Tierra para vivir con dignidad. Esa es la demanda urgente de las familias de cinco comunidades pewenches del Bajo Bío Bío, en la comuna de Santa Bárbara, que todavía no encuentra respuesta. Ocho largos años llevan ya esperando y nada. Viven en la más absoluta precariedad, como lo describió con crudeza, Margarita Purrán de la comunidad Los Boldos: “No tenemos acceso a la luz ni al agua, vivimos como inquilinos y si el patrón nos echa, tenemos que irnos a donde podemos, la mayoría lo hace junto a la línea férrea o de allegados…”.

Lo que las 16 familias de su comunidad no es muy distinto a lo que enfrentan las 21 familias de la comunidad Newen Mapu Los Michales, ubicada a media hora de Santa Bárbara. De allí son Pedro Suárez y José Martiniano Suárez Marihuan. Hace ocho años que están allí cuando aceptaron salir de Malla Malla donde se vivía un fuerte conflicto por recuperación de tierras.

“Nos dijeron que si salíamos de la cordillera al bajo íbamos a estar mejor, más cerca de la civilización, con luz, agua, que íbamos a tener las mismas tierras, veranadas, cementerio, pero nada de eso se ha cumplido. Nos dicen que nada quedó escrito y así es, pero nosotros tenemos nuestra memoria colectiva”. Con voz segura, Pedro Suárez resumió la situación que vive su comunidad, hacinada en 168 hectáreas, rodeadas de empresas forestales y donde las tierras fueron parceladas entregándose pequeñas porciones a sus integrantes sin ninguna conexión entre ellas.

Este complejo problema que se arrastra por tanto tiempo fue expuesto ante representantes de un equipo especial de La Moneda, que estuvo en Concepción este jueves, para reunirse con representantes de servicios públicos y con dirigentes de las comunidades pewenches.

Jael Korol y José Antonio Avalos, de la Secretaría General de la Presidencia y Jorge Millaqueo, de Mideplan, escucharon a los pehuenches y explicaron que están trabajando en un diagnóstico específico de los problemas de cada comunidad porque la idea no es dar una solución en paquete, sino de acuerdo a la realidad de las comunidades, incluso se quiere llegar a las nueve que existen en el Bajo Bío Bío.

Pero para los afectados el problema se resume en una sola gran demanda: tierras. Margarita Purrán cuenta que la pobreza de su comunidad es fuerte y que han hecho innumerables gestiones para acceder a la tierra y hasta ahora sólo se les ha dicho que deben ahorrar algo de dinero para poder postular al subsidio que otorga la CONADI. “Pero la mayoría vive de inquilinos, y apenas ganan el mínimo, así que no hay de dónde ahorrar, igual hay ocho familias que están haciendo el esfuerzo, pero queremos que se nos priorice cuando se haga el nuevo llamado”.

José Martiniano Suárez se reconoció molesto. De la reunión supo a última hora e hizo el esfuerzo por viajar a Concepción para participar, pero dijo que la habría gustado que estuvieran los representantes de las seis comunidades más afectadas. “Faltan monedas para llegar acá, uno confía en el gobierno, pero ya no queremos conversar más con la CONADI. Nos entregaron una tierra que fue subdividida y nos crearon problemas internos que nosotros no teníamos. Donde vivíamos en Malla Malla teníamos más de 100 hectáreas y teníamos libertad para criar nuestros animales, acá donde estamos las tierras son pocas y no podemos vivir sin agua, por eso queremos que nos restituyan la tierra que teníamos, con veranada, invernada, cementerio”.

Agrega que en las condiciones en que están es difícil pensar en el futuro. Simplemente no hay cómo. “Yo me considero joven, tengo cuatro hijos, cuarto medio, pero no tengo trabajo, vivimos sin agua y sin luz y más encima maltratados. Yo no estoy conforme con la poca tierra que nos dieron”.

Pedro Suárez pidió específicamente que el próximo encuentro se haga en la comunidad, no entre cuatro paredes. “Tienen que ir a ver cómo estamos viviendo. Queremos que se privilegie la compra de tierras para nuestras comunidades, porque es la única forma de recuperar nuestra dignidad. De una vez por todas queremos que el gobierno nos escuche, que no nos siga encarcelando ni persiguiendo ni maltratando. Este problema no lo creamos nosotros”.

Los asesores de gobierno les aseguraron que hay disposición para enfrentar este tema y que durante el mes, en fecha que se les comunicará oportunamente, se realizará la primera visita a terreno. Por su parte, la diputada socialista Clemira Pacheco, gestora de la reunión, pidió que desde la intendencia se nombre una persona que se haga cargo en forma especial del tema para coordinar las acciones. Del mismo modo planteó la urgencia de enfrentar este problema con una nueva mirada, ya que el estado no puede dejar de responder frente a las demandas de este importante grupo ciudadano.

fuente
www.tribunadelbiobio.cl

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net