Wide Blog Theme

20.03.09

SENADO. Malestar por falta de consulta a todas las comunidades indígenas en reforma que reconoce su existencia en la Constitución

Categorías: Agenda legislativa

Senador Roberto Muñoz Barra, fue más crítico y señaló que "si alguien cree que este proyecto de reforma constitucional que hizo suyo el gobierno va a amainar el problema que existe en las comunidades indígenas están profundamente equivocado porque solo va a aumentar el concepto de rebeldía de muchas familias campesinas". Asimismo lamentó que el informe del proyecto no haya consignado la opinión de los representantes de las comunidades que asistieron a la Comisión y anticipó que se abstendrá en la votación en general.

Pese a que la Comisión de Constitución recibió a los líderes de más de 50 organizaciones indígenas, en la segunda jornada de debate, un grupo de senadores aludió al rechazo que genera el proyecto en la mayoría de los consultados.

Un nuevo giro dio el proyecto de reforma constitucional que reconoce la existencia de los pueblos indígenas en la Carta Fundamental luego de que en la segunda jornada de debate en general de la iniciativa, los senadores Nelson Ávila, Roberto Muñoz Barra, Alejandro Navarro y Pedro Muñoz Aburto manifestaron su opinión contraria porque "no se consideró la opinión de los representantes de todas las comunidades".

La votación quedó pendiente para la sesión de mañana miércoles. La iniciativa en primer trámite cuenta con calificación de suma urgencia, es decir, de 10 días para ser tramitado en cada rama legislativa y tuvo su origen en una moción de senadores, en otra de un grupo de diputados y en un Mensaje del Ejecutivo, que fueron refundidos en un solo texto.

Durante la segunda jornada de debate intervinieron los senadores Hosaín Sabag, Nelson Ávila, Hernán Larraín, Roberto Muñoz Barra, Alejandro Navarro, José García, Camilo Escalona, Juan Pablo Letelier, Pedro Muñoz Aburto y Alberto Espina quienes debatieron sobre la necesidad de que exista un reconocimiento en la constitución de los pueblos indígenas y la implementación de políticas públicas que resuelvan los problemas de las comunidades.

Mientras los senadores Sabag, Larraín, García, Escalona, Letelier y Espina se mostraron partidarios de aprobar en general esta reforma, como un paso histórico en el mejoramiento de la calidad de vida de los pueblos indígenas; sus pares Ávila, Muñoz Barra, Navarro y Muñoz Aburto expresaron sus dudas porque no resuelve los temas de fondo.

El senador Hosaín Sabag recordó que este proyecto de reforma constitucional da cumplimiento a un compromiso adquirido hace más de 16 años con los pueblos indígenas. "El proyecto aclara que nadie pone en duda la unidad de la nación chilena de la cual los pueblos indígenas son parte indisoluble, pero el anhelo de esos pueblos es verse reconocidos y protegidos por Constitución".

En tanto, el senador Nelson Ávila, señaló que en el proceso de consultas personales que realizó entre los representantes de los pueblos originarios y los consejeros de la CONADI no encontró ninguna opinión favorable a este proyecto e incluso "8 consejeros de la CONADI entregaron una carta a la Presidenta Michelle Bachelet donde solicitan que se retire de suma urgencia porque no ha sido consultado ni sometido a los trámites que ordenan los tratados internacionales respectivos".

Por su parte, el senador Hernán Larraín advirtió que "la realidad de nuestros pueblos indígenas es delicada y compleja. Hay una evaluación crítica sobre las políticas públicas que ha desarrollado el Estado durante las últimas dos décadas porque lejos de resolver los problemas de educación salud y vivienda perpetuan la condición de pobreza". En ese sentido manifestó que esta reforma es un primer paso para avanzar en estos temas.

A su vez, el senador Roberto Muñoz Barra, fue más crítico y señaló que "si alguien cree que este proyecto de reforma constitucional que hizo suyo el gobierno va a amainar el problema que existe en las comunidades indígenas están profundamente equivocado porque solo va a aumentar el concepto de rebeldía de muchas familias campesinas". Asimismo lamentó que el informe del proyecto no haya consignado la opinión de los representantes de las comunidades que asistieron a la Comisión y anticipó que se abstendrá en la votación en general.

Asimismo, el senador Alejandro Navarro se hizo eco de la postura de su par y señaló que "al no contar con los testimonios de las comunidades indígenas se limita la posibilidad de que el Senado discuta informadamente sobre este tema". Añadió que "en medio de un panorama de represión y desmantelamiento de los derechos indígenas como se vive en La Araucanía se le da urgencia a la tramitación de este proyecto que atenta contra los Tratados suscritos por Chile".

El senador José García se mostró extrañado por las opiniones desfavorables al proyecto porque a su juicio "el valor esencial de este Senado es velar por la unidad de la nación chilena y cualquier cosa que se haga por agregar divisiones, odiosidades o puntos de desencuentro no hace más que perjudicar esa unidad". Aseguró que esta iniciativa "constituye un paso histórico" aunque admitió que "no es la solución a todos los problemas porque se requiere un paquete de políticas que reviertan la situación de pobreza de las comunidades".

En la misma línea, el senador Camilo Escalona, manifestó su sorpresa porque el tema del reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas ha sido tema de debate en las últimas dos décadas, junto con la suscripción del Convenio 169 de la OIT. Recalcó que se trata de una votación de la idea de legislar lo que dará paso a una discusión en particular para incorporar allí las distintas visiones y perfeccionamientos. "No se puede congelar este proceso rechazándolo", dijo.

Por su parte, el senador Juan Pablo Letelier, coincidió con su par, en cuanto a que es "incomprensible" no respaldar esta iniciativa y generar confusión. "El proceso de consulta a las comunidades indígenas pueden continuar en el debate en particular y se pueden quitar las urgencias precisar los alcances del proyecto". Por ejemplo, señaló que a su juicio, el texto legal tiene errores porque "el concepto inicial no es la nación chilena como unitaria e indivisible, sino más bien es el Estado".

En tanto, el senador Pedro Muñoz Aburto, mantuvo su postura negativa ante el proyecto tal como lo hizo en la Comisión de Constitución porque "en lo formal esta iniciativa no ha tenido la suficiente consulta con los involucrados" y porque en materia de protección de la propiedad es insuficiente. Asimismo mencionó que "se busca afirmar la existencia de una sola nación indivisible temiendo que al no hacerlo se daría origen a pretensiones separatistas".

Por su parte, el senador Alberto Espina recalcó que "esta reforma es la más beneficiosa para las comunidades indígenas desde la década de los 90' porque por primera vez, se establece en la Constitución que la nación es multicultural". Además destacó que se consagra el recurso de protección para que cualquier persona perteneciente a una etnia pueda recurrir ante un tribunal cuando vea vulnerados sus derechos por razones étnicas o raciales.

Finalmente, el ministro secretario general de la Presidencia José Antonio Viera Gallo recordó que este es el primer paso en el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas después de 18 años, "gracias a convergencia de voluntades entre el proyecto del gobierno y el de un grupo de parlamentarios de oposición". Por ello manifestó su confianza de que esta iniciativa sea aprobada en general para luego realizar la discusión en particular.

FUENTE
http://www.senado.cl/prontus_galeria_noticias/site/artic/20090317/pags/20090317211816.html

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net