Wide Blog Theme

14.10.09

Viera Gallo se reúne con pehuenches ante construcción de nueva central en el Alto Bío Bío

Voceros de las comunidades llegaron a una cita de última hora convocada por el ministro de Asuntos Indígenas, José Antonio Viera Gallo, en La Moneda, luego que la Corema visara la construcción de una nueva central hidroeléctrica en el territorio mapuche-pehuenche del Bío Bío.

El acuerdo alcanzado en 2003 entre las familias del Alto Bío-Bío con las autoridades y Endesa, pretende ser alterado con la construcción de una nueva central en la convergencia de los ríos Bío Bío y Huebquecura, lo que ya fue visado el 14 de septiembre por la Corporación Regional de Medio Ambiente (Corema).



Así lo denunciaron representantes de las familias que fueron erradicadas cuando se construyó la central hidroeléctrica de Pangue hace ya siete años, quienes se reunieron con el ministro Coordinador de Asuntos Indígenas, José Antonio Viera Gallo, quien informó que el encuentro era para analizar el avance de los compromisos alcanzados entonces con la compañía eléctrica.

“Ha habido reuniones con distintas organizaciones y, en este caso, no es la primera que se tiene con las hermanas de las familias que fueron erradicadas del Alto Bío Bío para pasar revista al grado de los compromisos que Endesa adquirió con el aval del Estado siete años atrás, en general se ha avanzado bastante, pero quedan cosas pendientes”, dijo.

Sin embargo, uno de los puntos centrales fue precisamente el rechazo que provoca en la comunidad pehuenche-mapuche del Alto Bío-Bío la posibilidad de edificar esta nueva central hidroeléctrica, aunque para Viera Gallo la construcción estaría en una comuna diferente a la sometida al acuerdo entre las familias y Endesa.

Pero uno de los asistentes a la reunión, Ricardo Beroiza, representante de la organización Huebquecura Libre, manifestó que aquí se está violando incluso el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, el cual establece la necesidad de consultar a los pueblos originarios antes de aprobar un proyecto que afecte su desarrollo.

“El compromiso del gobierno y de las organizaciones internacionales fue que con la ratificación del convenio 169 se respetarían cada una de las necesidades de medio ambiente y de subsistencia de las familias mapuche – pehuenche en el territorio. Las consecuencias ya son graves con dos represas instaladas en el territorio, una represa más vendría a acabar con la existencia del pueblo pehuenche- mapuche en la zona”

Mientras, Freddy Pérez, miembro del movimiento Aguas Libres, señaló que no se puede permitir la construcción de una nueva central en el sector del Alto Bío-Bío, ya que el argumento de Viera Gallo de que se trata de otra comuna es irrelevante en esta situación.

“Queda demostrado que el territorio a inundar por esta central es territorio indígena del Alto Bío Bío. Hoy día la empresa y la Corema están aludiendo que ese sector no corresponde a la comuna de Alto Bío Bío, pero sin embargo el acuerdo amistoso que el gestor de la comuna del Alto Bío Bío no fue una división política sino una división ancestral del territorio mapuche-pehuenche”, manifestó. 

Es decir, el acuerdo alcanzado entre las familias y Endesa era sobre un territorio indígena en el cual no se podrían construir nuevas centrales en el Alto Bío-Bío y no respecto a una comuna específica, la que incluso se constituyó después de este mismo convenio alcanzado en 2003.

Las familias afectadas y que entonces debieron ser erradicadas por la construcción de Pangue podrían nuevamente trasladadas, de acceder las autoridades a este proyecto hidroeléctric, lo que provocó la molestia de la gente que estuvo en la reunión de Viera Gallo, entre ellas las hermanas Quintremán, quienes se retiraron de la sede de gobierno sin querer hablar con la prensa.

 

Raúl Martínez

Radio Univ. de Chile 14/10/2009

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net