Wide Blog Theme

09.06.10

Política indígena: Hagamos las cosas bien de una vez (Por I. Irarrazabal, UDI)

 

Si hay algún consenso en la discusión de la política indígena en Chile es la necesidad de reestructurar la Conadi. Esta ha atravesado por múltiples cuestionamientos, pero aparte de las conocidas acusaciones de mala gestión y corrupción, uno de los mayores problemas está en su doble rol de formulación de políticas e implementación de programas.


Las recientes declaraciones del Ejecutivo, de crear una Agencia de Desarrollo Indígena, proponen un diseño institucional que elimina el problema de duplicidad de roles y de alguna forma refuerza una iniciativa previa del gobierno anterior en este mismo sentido. Sin embargo, si bien el cambio anterior es positivo, no servirá de mucho si es que no se realiza una reingeniería profunda del Fondo de Tierras y Aguas y del Fondo de Desarrollo Indígena, otorgándoles un carácter más técnico, sin los elementos de discrecionalidad política que se han visto en sus mecanismos de asignación actual.

Los problemas del mundo indígena son multidimensionales. No es un tema exclusivo de acceso a educación de calidad; se trata también de problemas de conectividad, apoyo al emprendimiento, reconocimiento cultural y muchas otras dimensiones. Por lo tanto, un ministerio o una subsecretaría, como se propuso en un proyecto de ley previo, si bien permitiría canalizar una interlocución a mayor nivel entre el Estado y el mundo indígena, difícilmente podrían abordar todas esas problemáticas de manera simultánea. Más aun, por definición, la creación de un Ministerio de Asuntos Indígenas reduce el tema a un sector más del accionar del Estado: deja de ser responsabilidad intersectorial y queda restringido o limitado a una sola institución. Si esta institución es débil, el resultado final es de una mayor debilidad aun.

En este sentido, la propuesta del Gobierno de crear un Consejo Ministerial para los Asuntos Indígenas, integrado por nueve ministerios, puede ser una buena estrategia para abordar la intersectorialidad; sin embargo, para que el consejo sea efectivo debe dotárselo de una orgánica, recursos y funciones. Ya hemos conocido muchos consejos de ministros que terminan reuniéndose una vez al año y que deciden poco y nada.

Finalmente, dado que el Gobierno pretende impulsar prontamente la reforma constitucional que reconoce a los pueblos originarios, todas estas reformas deberán someterse a consulta.

 

FUENTE

La Segunda 9/06/2010

 

Director - Centro de Políticas Públicas UC

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net