Wide Blog Theme

11.09.10

Obispos dicen a Piñera: 'sentarse a la misma mesa para discutir un problema no humilla a nadie'

los obispos de la Iglesia Católica Alejandro Goic y Ricardo Ezzati hicieron un llamado al Gobierno a crear una instancia de diálogo. Goic, presidente de la Conferencia Episcopal, dijo que "es evidente que un diálogo puede favorecer una salida. Si no hay diálogo, es imposible". Y Ezzati, arzobispo de Concepción, remarcó que "sentarse a la misma mesa para discutir un problema no humilla a nadie".

En la misma línea, también la presidenta de la Cámara Baja, Alejandra Sepúlveda (PRI), afirmó que "acogemos el llamado de monseñor Goic y, por lo mismo, pido al Gobierno que se sume a esta eventual instancia". Y los parlamentarios de la oposición también se mostraron a favor de crear la mesa

Gobierno condiciona propuesta de Iglesia de mesa de diálogo a fin de huelga mapuche

Aunque estaba en el extremo norte del país, la jornada de ayer del Presidente Sebastián Piñera estuvo marcada por un hecho que se desarrolla en la zona sur. Y es que en buena parte de las intervenciones de la gira que lo llevó a las regiones de Arica y Parinacota, Iquique y Antofagasta, su foco estuvo centrado en la postura del Gobierno ante la huelga de hambre de 34 comuneros mapuches presos, algunos de los cuales ya llevan más de 60 días con dicha protesta.

En esa línea, el Mandatario fue explícito en recalcar la posición de La Moneda: hay disposición al diálogo, pero sólo después de deponer la medida de fuerza. "La solución está en manos de los propios comuneros. Son ellos los que están atentando contra su integridad física y eventualmente contra su vida, y son ellos los que tienen la solución en sus manos: deponer la huelga de hambre, lo cual es un camino que abre las puertas del diálogo", manifestó.

Las declaraciones de Piñera se dieron después de que los obispos de la Iglesia Católica Alejandro Goic y Ricardo Ezzati explicitaran un llamado al Gobierno a crear una instancia de diálogo. Goic, presidente de la Conferencia Episcopal, dijo que "es evidente que un diálogo puede favorecer una salida. Si no hay diálogo, es imposible". Y Ezzati, arzobispo de Concepción, remarcó que "sentarse a la misma mesa para discutir un problema no humilla a nadie".

En la misma línea, también la presidenta de la Cámara Baja, Alejandra Sepúlveda (PRI), afirmó que "acogemos el llamado de monseñor Goic y, por lo mismo, pido al Gobierno que se sume a esta eventual instancia". Y los parlamentarios de la oposición también se mostraron a favor de crear la mesa.

Sin embargo, en La Moneda rechazaron la alternativa, que además despierta una fuerte oposición al interior de los partidos de la Alianza. De hecho, senadores como Andrés Chadwick (UDI) y Alberto Espina (RN) se mostraron reacios a la propuesta eclesiástica tras salir de una cita en Palacio con el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, en que se abordó el tema.

De todas formas, en el Gobierno reconocen que la situación es preocupante, sobre todo por el empeoramiento de la salud de varios de los huelguistas. De hecho, ayer, durante una audiencia en Temuco, el comunero Pedro Cheuque (34) se desmayó producto de su estado físico.

En esa línea, el propio Piñera mandató al ministro de Salud, Jaime Mañalich, para que visitara ayer a algunos de ellos. Y al llegar al penal de Temuco, éste afirmó que la situación comenzaba a ser "muy compleja".

"El riesgo de vida y salud que corren después de 60 días es mucho", afirmó Mañalich, quien se quedó en la zona. Por eso, ayer Piñera reafirmó que la decisión gubernamental es llevar a los comuneros al hospital al menor síntoma de malestar, e incluso alimentarlos por la fuerza, recordando que la justicia ha aprobado recursos de protección que lo permitirían. "No voy a permitir que ningún chileno se muera de hambre, y mucho menos cuando lo hace por su propia voluntad", dijo.

Críticas

En paralelo, el Ejecutivo resolvió ayer apuntar a la responsabilidad de los gobiernos de la Concertación en la actual situación de los mapuches. El mismo Presidente ha comentado a su entorno que éste no es un problema generado en su administración. Y la postura fue remarcada ayer por Hinzpeter y por la vocera Ena von Baer.

El jefe de gabinete dijo en radio Agricultura: "La huelga de hambre de los mapuches se motiva en querellas fundadas en la ley antiterrorista, que fueron planteadas en la administración de la Presidenta Bachelet. Este es un problema 100% heredado. Y la vocera criticó a la oposición diciendo que "el Gobierno anterior, que ellos mismos apoyaban, invocó en su momento la Ley Antiterrorista".

''Como Presidente, no voy a permitir que ningún chileno se muera de hambre. Y mucho menos cuando lo hace por su propia voluntad".

SEBASTIÁN PIÑERA
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

''Sería importante que alguien del Gobierno dialogara con estas personas o con algunos de los representantes (...)
Si no hay diálogo, es imposible".

MONSEÑOR ALEJANDRO GOIC PDTE. DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

 

FUENTE

El Mercurio 11/09/2010

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net