Wide Blog Theme

14.06.09

Guilisasti: 'No podemos seguir postergando el tema de la energía nuclear'

Categorías: Varios, Energia

El presidente de la CPC asegura que para alcanzar el desarrollo, Chile requiere la energía nuclear. Por ello, pide al gobierno ser "más proactivo" y critica el compromiso de campaña adquirido en 2005 por Bachelet con agrupaciones ecologistas.

Rafael Guilisasti está convencido de que si Chile no se toma con seriedad y visión de futuro el problema energético, no alcanzará el desarrollo. Pero va más allá y propone abiertamente la construcción de plantas nucleares para asegurar la tan ansiada diversidad energética.

"El costo del aplazamiento de esta discusión es que no alcancemos a ser un país desarrollado el 2020", afirma categórico. Entusiasmado, explica que hoy el 15% de la energía mundial es de origen nuclear y que esta alternativa, pese al fuerte rechazo que despierta en el movimiento ambientalista, está muy desarrollada en Estados Unidos, Francia y Japón.

¿Por qué postula el desarrollo de la energía nuclear en Chile?
Hoy tenemos la obligación estratégica de generar una política energética de largo plazo. Sin embargo, el debate sigue consumido por la coyuntura. El gobierno debería jugar un rol más activo en asegurar una matriz energética diversificada, que funcione sin subsidios y pensada para una economía de mercado. Los proyectos hidroeléctricos del sur de Chile deberían entrar en funcionamiento pronto, y ya que la energía eléctrica es la más limpia y barata, esto generará una baja sustantiva en los precios. Pero, paralelamente, hay que mirar hacia el norte y pensar en la energía nuclear. La industria de la minería, por ejemplo, realizará importantes inversiones en los próximos años y tendrá un gran consumo de energía. Ahí hay una oportunidad.

Pero la energía nuclear tiene altos costos de construcción y su implementación es muy lenta.
Efectivamente, hay pocos proveedores y se necesitarían unos 15 años para la construcción de plantas nucleares y para la creación de la institucionalidad correspondiente. Pero esto no debería ser una traba, hay que recordar que las primeras inversiones hidroeléctricas en Chile se hicieron pensando en el largo plazo. Además, ya se está dejando atrás la discusión medioambiental de enfoque conservacionista y hoy el debate está marcado por las lecciones de la crisis.

Es urgente pasar de la fase del estudio sobre la energía nuclear y dar pasos más concretos hacia una institucionalidad para avanzar en este tema. Lo que no nos puede pasar como país es que no resolvamos el problema energético, deteniendo nuestro desarrollo económico y provocando que proyectos industriales claves se trasladen a países que ofrecen energía más barata.

¿Cuál es la piedra de tope para implementar la energía nuclear? ¿El temor de los políticos de impulsar una propuesta polémica?
En esta área las fórmulas políticas públicas se deben formular pensando en los próximos tres o cuatro gobiernos. Sin embargo, en Chile siempre se trata de evitar el conflicto y el promover este tipo de energía tiene costos. Sé que frente a este tópico hay opiniones encontradas, pero hay que suscribir compromisos institucionales que trasciendan, así como se ha hecho en otras áreas clave del país.

¿Cree que un año electoral es la ocasión indicada para empezar este debate?
Hoy la preocupación principal de los políticos es ganar las elecciones, por lo que, para ser efectivos, hay que impulsar estas demandas en los primeros años de los gobiernos. Sin embargo, este es un buen momento para que los candidatos reflexionen… Si queremos ser un país desarrollado el 2020, no podemos seguir postergando el tema de la energía nuclear.

Frente a la energía nuclear todos los candidatos han tenido posturas ambiguas.
Existe una ambigüedad general, ya que se han privilegiado visiones de corto plazo. Por ejemplo, los grupos ecologistas -pese a lo legítimas de sus posturas- nos están llevando a un statuo quo donde no se puede hacer nada; se oponen a las hidroeléctricas y a la energía nuclear, lo que se traduce en que se aprueben sólo proyectos de menor envergadura. Estos sectores tienen el derecho a dar su opinión, pero no a imponer vetos. Los que defendemos la energía nuclear, en tanto, debemos expresarnos con más fuerza, ya que no tenemos una visión contradictoria con la de los verdes: el desarrollo sustentable sí se puede combinar con el crecimiento.

¿Bachelet cometió un error al suscribir un acuerdo con los grupos ambientalistas de no impulsar la energía nuclear en su gobierno?
Un compromiso así no es sostenible y ningún político en el futuro podrá tomar posiciones como ésa. No es correcto suscribir acuerdos electorales frente a un tema tan trascendental. Si queremos que de aquí al 2020 Chile salga del subdesarrollo, tenemos que retomar el crecimiento y para eso es clave contar con fuentes energéticas seguras.

¿Ha conversado esto con la Presidenta?
Este más que un tema de conversación privada, son tópicos que deben discutirse públicamente. Yo esto lo he conversado con los ministros, y (el ex presidente de la Sofofa) Bruno Philippi también incentivó esta discusión.

¿El gobierno ha postergado más allá de lo razonable una definición sobre el tema nuclear?
El Ejecutivo debería jugar un rol más proactivo para que contemos con una mayor variedad de fuentes de generación de energía. Sin embargo, pese a que la comisión creada por el gobierno para estudiar la alternativa nuclear no dio un informe negativo, igual éste se archivó.

¿La Moneda debería pasar de los estudios a medidas concretas?
Siempre estas decisiones tienen costos, por lo que si éstos no se distribuyen entre todo el mundo político, nunca se tomarán las definiciones correspondientes.

¿Quién debería impulsar un acuerdo así?
Generalmente esto parte del liderazgo presidencial, por lo que es importante que los candidatos tomen la iniciativa y lo pongan en el debate. Ellos deberían definirse y buscar las formas de repartir el costo político que significaría tomar una decisión así. Pero esta no es una tarea sólo del gobierno, sino que también del Parlamento, donde se debe lograr un acuerdo nacional frente al tema.

¿Cree que los políticos darían ese paso considerando la mala imagen de las centrales nucleares?
Estamos atrapados en el debate de las malas imágenes medioambientales: tiene mala imagen construir en Aysén, tiene mala imagen la energía nuclear, tiene mala imagen la termoeléctrica… ¿Entonces qué tipo de energía queremos desarrollar?

¿A nivel del empresariado existe consenso en impulsar la energía nuclear o hay distintas posiciones?
Obviamente que hay intereses y proyectos distintos. Pero mientras exista demanda por energía, habrá espacio para hacer negocios.

_____________________
por Pablo Gazzolo Juan Cristóbal Villalobos - 14/06/2009 - 09:49
FUENTE
http://www.latercera.com/contenido/745_141619_9.shtml

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net