Wide Blog Theme

15.07.09

VALDIVIA. Conaf asegura que sólo existen 111 cisnes de cuello negro de los 8 mil que existían en 2005 en el santuario Carlos Anwandter

Aunque muchos creían que los cisnes habían ingresado a un estado de plena recuperación, un conteo realizado en mayo de este año por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) revela que en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter existían sólo 111 cisnes de cuello negro de los 7.983 que habitaban en el humedal en el mismo mes pero de 2005.

El estudio indica además que en abril de este año el número de ejemplares bajó drásticamente a sólo 90 ejemplares, siendo esa cifra la más baja observada por los guardafaunas. Sin embargo, los conteos hechos sólo en los meses de mayo del 2005 en adelante dejan en evidencia una tendencia a la baja en relación al mes anterior.

Cabe recordar que hace cinco años, Valdivia vivió la peor crisis ambiental en la historia del país, y que precisamente tuvo como protagonistas a las casi extintas aves acuáticas.

En 2004 la contaminación del humedal, del que se responsabiliza a la empresa Arauco, provocó la muerte de 200 ejemplares de cisnes y la migración de otros miles a diversos lugares de la región y el país, muchos de ellos no aptos para recibir una población de esta naturaleza.

Según registros históricos, antes que la multinacional comenzara a operar en la comuna de San José en febrero de 2004, el santuario registraba el no despreciable número de 7 mil 997 cisnes, que se alimentaban del alga llamada Luchecillo (Egeria densa), hoy prácticamente desaparecida en el río Cruces.
El director del Instituto de Zoología de la Universidad Austral de Chile, Roberto Schlatter, aseguró que “las aves no se quedan en el humedal por la falta de comida, y eso las hace emigrar a sitios donde abundan las algas marinas, incluso hemos sabido que existen poblaciones en Chiloé”, señala.

CONAF, que realiza estas mediciones mensualmente desde que el humedal fue declarado Santuario de la Naturaleza por la comisión Ramsar hace 27 años, señala que la curva de descenso en al cantidad se ha ido acentuando dramáticamente desde el 2006, aún cuando en el lugar se está realizando un Plan de Gestión Integral del Ríos Cruces desde hace dos años.
Ya en abril del año pasado la población de cisnes en el humedal alcanzaba los 352 ejemplares, mientras que en el mismo mes de este año llegó sólo a 90.

Hay que precisar además que junto a la disminución también han ido perdiendo presencia patos silvestres, triles, gaviotines, cormoranes, bandurrias y zarapitos, entre otras especies.

FUENTE
http://www.diarioenaccion.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=2555&Itemid=231

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net