Wide Blog Theme

01.12.10

CAMARA. Comisión Investigadora de COREMAS acusa irregularidades en aprobación de Central San Pedro

Categorías: EIA-varios

Este martes la instancia mandatada a investigar eventuales vicios en la aprobación de proyectos energéticos a lo largo del país por parte de las Comisiones Regionales del Medio Ambiente (COREMAS) votó sus conclusiones las que serán dadas a conocer en la Sala.

Por cinco votos contra tres la Comisión de la Cámara de Diputados que investiga las eventuales irregularidades en la aprobación de proyectos energéticos por parte de las Comisiones Regionales del Medio Ambiente (Corema) aprobó entre sus conclusiones que existieron vicios en la aprobación del proyecto hidroeléctrico San Pedro de Colbún, cuya ejecución fue recientemente suspendida por la empresa debido a fallas en las proyecciones geológicas.


La aprobación de este proyecto en 2008 motivó que organizaciones ambientales de Panguipulli denunciaran la existencia de una falla geológica. El entonces alcalde de esa localidad, Alejandro Kohler, se hizo parte de la campaña en contra del proyecto, a raíz de las eventuales irregularidades en su aprobación, que incluso derivaron en incidentes en octubre de 2008 cuando la Corema dio la calificación a la iniciativa de Colbún. A raíz de todos estos antecedentes, en 2009 el diputado socialista Alfonso De Urresti (PS) solicitó la creación de una comisión investigadora para que indagara este caso y otros a nivel nacional.

Hoy, en la votación de las conclusiones, De Urresti presentó la propuesta de establecer en el informe de Sala las irregularidades en la aprobación del proyecto San Pedro, cuestión que motivó el rechazo de algunos miembros de la comisión, hasta que finalmente fue aprobada con los votos favorables del propio diputado socialista y de sus pares Enrique Accorsi (PPD), Juan Lobos (UDI) y Alberto Robles (PRSD).

Así, el texto final establece: “Que la actual legislación debe sancionar en forma severa las irregularidades que se presenten en la tramitación de estos proyectos, como ocurrió en el examen de el SERNAGEOMIN (Servicio Nacional de Geología y Minería) del proyecto San Pedro de Colbún, donde los estudios los realizó un ingeniero en minas y no un geólogo como lo exige la ley (…)”.

“Quedó en evidencia el mal funcionamiento de la COREMA. Este es el proyecto que dio origen a esta comisión. Y ha quedado establecido como un ejemplo empírico del mal funcionamiento de las COREMAS, puesto que se aprobó sin la calificación ambiental que correspondía”, señaló el diputado de Urresti al término de la sesión.

Fast track

La investigación realizada por la Cámara de Diputados critica fuertemente la preeminencia de criterios políticos antes que técnicos en la aprobación de proyectos energéticos. En este sentido, señala que en los últimos años existieron los llamados “fast trackers” o apuradores de proyectos que viajaron por el país emplazando a los servicios públicos a pronunciarse favorablemente sobre iniciativas termo o hidroeléctricas.

“Durante el periodo pasado la comisión recibió extensos testimonios de representantes de los servicios públicos que declararon haber sido presionados para acelerar la tramitación de proyectos”, señaló De Urresti.

La comisión también estableció que el funcionamiento de las COREMAS no salvaguarda los derechos ambientales, por lo tanto, sugiere una reforma integral al sistema, que considere de manera más efectiva la opinión ciudadana y los informes técnicos. Asimismo, plantea aumentar los recursos de los organismos del estado encargados de pronunciarse sobre la viabilidad de los proyectos.

 

FUENTE

Cámara de Diputados 1-12-2010

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net