Wide Blog Theme

10.03.10

ARAUCO. Alcalde devuelve 65 mediaguas de Un techo para Chile por indignas

Categories: Vivienda
Tags: mediaguas

“La gente de Llico prefiere seguir en carpas a que les den soluciones indignas”, sostuvo el UDI Mauricio Alarcón.
Santiago.- Los 130 voluntarios de Un Techo para Chile ya iban camino a Caleta Llico, en la tarde de ayer, junto con los camiones que transportaban cientos de paneles de madera, con los cuales construirían 65 mediaguas en esa zona del sur de Concepción. Se trataba de una de las más devastadas del lugar, y por eso se había decidido partir por ahí.


Pero en ese momento, el alcalde de Arauco, el UDI Mauricio Alarcón, retiró la autorización para construir las viviendas de emergencias en la devastada localidad que está bajo su administración.

Una medida alcaldicia que se fundamentó en la calidad de las construcciones, y que generó inmediata polémica. Era tema obligado esta mañana en las radios locales, con muchos vecinos reclamando, y fue lamentada por Un Techo para Chile.

Un Techo para Chile: “Lamentable”

Esta mañana, en Un Techo para Chile aún no entendían lo que pasó. Su director regional, Gabriel Prudencio, señaló que “aún no he podido hablar con el alcalde, pero me parece lamentable lo que ocurrió. Habíamos coordinado todo con el Ejército, con las autoridades locales y con la misma Municipalidad, quienes nos habían pedido ayuda. Por eso estoy muy sorprendido”.

“Lo único que nos han dicho es que no querían viviendas de emergencia, pero para la gente que lo perdió todo y que hoy está en la calle, eran de gran ayuda mientras se encuentra una solución habitacional definitiva”, agrega Prudencio.

Viviendas se redireccionaron hoy

En todo caso, las viviendas que iban a Caleta Llico rápidamente encontraron nuevo destino: la Isla Santa María, en la comuna de Coronel. “Hay muchas municipalidades que sí quieren nuestra ayuda. Por eso también trabajaremos a la brevedad en Coliumo y Perales”, concluye Prudencio.

Por su parte, el jefe de plaza de Concepción, el general Guillermo Ramírez, confirmó que efectivamente “habíamos coordinado con Un Techo para Chile el envío de esas viviendas a caleta Llico, por ser una de las zonas más devastadas. Sin embargo, por razones que él conocerá, el alcalde optó por rechazar esta ayuda”.

Las explicaciones del alcalde

El edil justificó su decisión señalando que “los de Un Techo para Chile, cuando venían para acá, nos dijeron que venían mediaguas, y la gente de Llico, reunida, me dijo que ellos no las querían, sino que necesitaban viviendas dignas”.

Agregó Alarcón que “se trataba de mediaguas de 18 metros cuadrados, sin forro y sin cielo. Aparte de todo lo que ha sufrido la gente acá, no merecen recibir esta bofetada. Está bueno que el gobierno, con la plata que tiene, haga las cosas bien”.

—Pero siempre se ha entendido que son viviendas de emergencia, mientras se prepara la solución definitiva...

—Está bien. Entiendo que una solución definitiva puede tardar dos años. Pero que las viviendas de emergencia sean dignas, no vamos a aceptar que nos traigan cualquier cosa. Por ejemplo, podrían juntarse dos de estas mediaguas y se hace una vivienda de 36 metros cuadrados. Y deben tener cielo y forro, pues esta es una zona en que llueve mucho y a la primera lluvia se pasarán enteras.

—¿No fue la municipalidad la que pidió ayuda a Un Techo para Chile?

—No. Ellos se me acercaron para preguntarme si necesitábamos ayuda y yo les dije que sí. Pero no significa que vayamos a aceptar lo que nos traiga Pedro, Juan y Diego... La gente de Llico prefiere seguir en carpas a que les den soluciones indignas.

—¿Usted encuentra indignas las casas que traían?

—Vaya usted mismo a Llico y pregunte, a ver lo que piensan. Esas no eran viviendas, sino que mediaguas sin las mínimas condiciones para vivir en ellas.




Van Rysselberghe en contra de que se instalen más campamentos

La negativa del alcalde de Arauco de recibir las mediaguas coincide con lo expresado ayer por la actual alcaldesa de Concepción y futura intendenta de la VIII Región, Jacqueline van Ryseelberghe, quien señaló que no quería más campamentos, sino soluciones definitivas.

Hoy, eso sí, hoy aclaró que no está en contra de las viviendas de emergencia y que agradece mucho el trabajo de Un techo para Chile. Pero que no quiere que se instalen más campamentos en la región.

“Yo entiendo que una solución definitiva puede tomar más tiempo. (Por eso), traigan viviendas de emergencia, pero que la gente se consiga un espacio donde familiares o amigos para poder instalarlas. Así, además, los damnificados podrían contar con luz, agua y todos lo servicios básicos. Lo que no queremos es que estas mediaguas se ubiquen en lugares públicos, porque aunque se diga que es una solución temporal sabemos perfectamente que al final se quedan ahí para siempre. Nos ha costado mucho siempre desmontar los campamentos como para que se sigan armando”.

La futura intendenta insistió finalmente en que el Gobierno tiene que trabajar en las soluciones habitacionales y no dejar todo en manos de instituciones benéficas como es Un techo para Chile. “Hay lugares como Dichato y Talcahuano que no pueden seguir esperando”, recalcó.

Miércoles 10 de Marzo de 2010
Fuente :Por Alejandro Pérez, La Segunda

http://www.lasegunda.com/ediciononline/cronica/detalle/index.asp?idnoticia=543820

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net