Wide Blog Theme

24.03.10

Vivienda, salud y educación concentran 33% de pérdidas totales por el terremoto

El gobierno cifró en US$ 29.662 millones el daño total. De ese monto, US$ 10.582 millones corresponden a infraestructura pública y US$ 10.357 millones a pérdidas en el sector privado. El impacto en el PIB, a su vez, asciende a US$ 7.606 millones desde 2010 al 2013 y se contabilizan poco más de US$ 1.000 millones en otros gastos.


"Hay que pensar que el país no se puede reconstruir en un año, va a tomar la totalidad del gobierno", afirmó el ministro Larraín, antes de enumerar el mix de financiamiento que se analiza.


De acuerdo con Larraín, se está evaluando el tema de los seguros, las reasignaciones presupuestarias (por más de US$ 700 millones), una modificación en la ley de donaciones, para la cual pidió paciencia, pues si bien se busca flexibilizar la normativa también se aspira a resguardar el compromiso con los recursos fiscales. También está en análisis extender las concesiones a otras áreas, el endeudamiento interno y/o externo y el uso de los ahorros fiscales contenidos en el Fondo de Estabilización Económica Social (Fees) que tiene poco menos de US$ 12.000 millones.



Una detallada descripción de los daños que provocó en el país el terremoto del 27 de febrero pasado entregó ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ante el Senado y la Cámara de Diputados. Si se suma el daño público, el privado, el efecto en el PIB y el ítem otros que llega a US$ 1.117 millones, el impacto total del terremoto suma US$ 29.662 millones. A este monto se le deben restar los seguros comprometidos.


El 33% de este costo desglosado por el gobierno corresponde a los daños en los sectores vivienda, salud y educación (US$ 9.678 millones).


Ambito público. Los sectores de vivienda, salud y educación, con US$ 7.514 millones, concentran el 71% del daño sufrido por la infraestructura pública, cuyo monto global asciende a US$ 10.582 millones.


Según los cálculos del gobierno, hay 255.940 viviendas dañadas y de ellas, 72.230 están destruidas; 17 hospitales están fuera de servicio, ocho presentan daños estructurales y 54 requieren de reparaciones en instalaciones y terminaciones. Además, son 3.015 los establecimientos educacionales afectados.


Sector privado. El daño en la infraestructura privada llega a US$ 10.357 millones, siendo los sectores industria, comercio, pesca, turismo y energía los más afectados, con el 67% de ese total.


A nivel de unidades productivas, las más afectadas fueron las grandes empresas, con 3.514 catastradas, seguidas de las microempresas que suman 985 y las pequeñas, con 609 firmas.


Impacto en el PIB. Más allá de la infraestructura, el Producto Interno Bruto del país también se vio resentido. El gobierno cifra en US$ 7.606 millones la pérdida por este concepto desde 2010 al año 2013. Sólo para este ejercicio, la autoridad estima que se ha perdido cerca de un punto y medio del PIB, lo que equivaldría a unos US$ 2.500 millones. Para el año entrante y los siguientes la merma es menor y se va reduciendo hasta cerrar la brecha.


"Lo que sabemos es que el país este año probablemente va a crecer menos: entre un punto y un punto y medio menos a raíz del terremoto (...). Estamos hablando respecto de las estimaciones que había en el mercado y que hablaban de un crecimiento de 5,5% a 6%", explicó el ministro Larraín.


Financiamiento


"Hay que pensar que el país no se puede reconstruir en un año, va a tomar la totalidad del gobierno", afirmó el ministro Larraín, antes de enumerar el mix de financiamiento que se analiza.


De acuerdo con Larraín, se está evaluando el tema de los seguros, las reasignaciones presupuestarias (por más de US$ 700 millones), una modificación en la ley de donaciones, para la cual pidió paciencia, pues si bien se busca flexibilizar la normativa también se aspira a resguardar el compromiso con los recursos fiscales. También está en análisis extender las concesiones a otras áreas, el endeudamiento interno y/o externo y el uso de los ahorros fiscales contenidos en el Fondo de Estabilización Económica Social (Fees) que tiene poco menos de US$ 12.000 millones.


El aporte minero


El ministro insistió en que en un análisis serio no se puede dejar fuera a los impuestos y reiteró el compromiso del Presidente Piñera de no afectar a las personas ni a las pequeñas y medianas empresas. Además, aseguró que se respetará la legalidad vigente, lo que se relaciona con la invariabilidad tributaria del royalty a la minería. No obstante, precisó: "Eso no significa que el sector minero no va a hacer un aporte. El sector minero, seguramente, va a hacer un aporte y lo que se está estudiando es en qué forma se van a canalizar los aportes de los distintos sectores productivos".


FUENTE


http://diario.latercera.com/2010/03/24/01/contenido/10_27350_9.shtml


Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net