Wide Blog Theme

10.04.10

Expertos dicen que Siete Tazas recuperarán su caudal este año

Categories: Snaspe, Medio ambiente

La brusca desaparición de cascadas se debió a fisuras por donde se filtró el agua hacia el subsuelo. Especialistas dicen que las lluvias harán crecer el caudal del río Claro que alimenta a las pozas.

Una recuperación de los caudales de las cascadas del Radal Siete Tazas, situadas en el parque del mismo nombre en la Región del Maule, se apreciará este año, luego de que esta formación presentara una brusca baja en sus niveles de agua tras el terremoto del 27 de febrero pasado.

La Conaf pidió que el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín) realizara un análisis en la zona. Los resultados del estudio indicaron que el bloque rocoso que forma las pozas tuvo la abertura de fisuras antiguas y también de nuevas que llevaron a que el cauce del río Claro escurriera por ellas hacia el subsuelo, lo que hizo desaparecer las cascadas.

El investigador del departamento de Geología Ambiental del Sernageomín, Manuel Arenas, explicó que este terreno ya mostraba grietas antes del movimiento telúrico, pero que con el temblor éstas o bien se abrieron o su relleno se movilizó. Ello llevó a que se convirtieron en un desvío natural para la corriente.

Según las mediciones, cuando se produjo el sismo, el nivel de las aguas superficiales bajó y se traspasó a los flujos subterráneos. Lo anterior se pudo verificar con el aumento del caudal de vertientes situadas aguas abajo de las pozas. El suelo fue duramente afectado por el sismo, a pesar de que se trata de una formación de tipo volcánica rocosa, la que es más sólida que otros tipos de terrenos.

Arenas añadió que la reserva puede volver a su nivel normal cuando haya un aumento de precipitaciones en la región, que eleve el caudal del río, lo que también llevaría a un arrastre de sedimento que taparán estas grietas en forma natural.

Efectos

El estudio del Sernageomín también determinó que, en una de las áreas turísticas más importantes de esa reserva, como es "El Velo de la Novia", se produjeron una serie de grietas de hasta 50 centímetros de extensión, con aberturas de hasta 15 centímetros, las que comprometieron el camino. En tanto, en el área de Cuesta Radal los deslizamientos generaron fisuras de 60 centímetros de profundidad y 15 centímetros de ancho. Debido a ello, el organismo recomendó no transitar por esos sectores por el riesgo que puede tener para automóviles y peatones.

Miguel Angel Rojas, director de la Conaf de la VII Región (entidad encargada de administrar esta área protegida) sostuvo que, a más de un mes del terremoto, las Siete Tazas se mantienen con un nivel bajo de agua, lo que espera que se revierta. "Ahora es un atractivo turístico debido a que se secaron. Creemos que de a poco volverá a su nivel original durante este año debido a las precipitaciones", aseveró.

Sostuvo que hasta ahora este descenso en el caudal no ha afectado la biodiversidad local, pues lentamente se ha ido recuperando y, además, las napas subterráneas mantienen índices normales.

El agrometeorólogo de la U. de Talca, Patricio González, dijo que el régimen normal de lluvias para esa área se presentará la segunda semana de mayo.

FUENTE

http://diario.latercera.com/2010/04/10/01/contenido/9_23598_9.shtml

Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net