Wide Blog Theme

19.04.10

La nueva cara de las escuelas posterremoto

A la escuela de Iloca, la organización Desafío Levantemos Chile sumará, de aquí al 26 de abril, la inauguración de otros 17 establecimientos. Todos estarán equipados con pizarras interactivas, salas de computación con internet, paneles solares y bibliotecas móviles.


Los 162 alumnos de la Escuela Insular Robinson Crusoe esperan con ansias que llegue el jueves 22 de abril para que, junto al ministro de Educación y al Presidente de la República, inauguren el nuevo establecimiento. Serán 617 metros cuadrados que acogerán a estudiantes de kínder a cuarto medio y a los pequeños del jardín Sandalito de la Junji.


Esto, luego que el tsunami arrasara con las dependencias del colegio que antes contaba con 14 salas de clases. Hoy el espacio se redujo a seis aulas. Así, de jornada completa pasaron a media jornada, donde los alumnos mayores asistirán durante las mañanas y los menores en la tarde.


Un cambio que, para la directora del Colegio Insular Robinson Crusoe, Cristina Riquelme, es un detalle que se puede sobrepasar. Ansía comenzar las clases con la nueva tecnología con que cuenta la escuela modular que gestionó Desafío Levantemos Chile.


En la nueva escuela habrá una sala de computación, con 16 equipos conectados a internet y, gracias al aporte de una empresa, tendrán una pizarra interactiva. Además, habrá paneles solares y una biblioteca móvil, que contiene 200 libros, CD y radio, entre otras herramientas. En el patio, los niños podrán jugar y "aprender haciendo" en el huerto educativo que pretende cambiar los hábitos alimenticios de los escolares.


Otras 16 escuelas modulares de la zona centro sur y que serán inauguradas de aquí al 26 de abril tendrán equipamiento similar. Se trata de la primera etapa del Desafío Levantemos Chile, con una inversión de tres mil millones de pesos. En ella, seis escuelas tendrán pizarras interactivas, 19 serán dotadas de bibliotecas móviles y se estima que todas tendrán huertos educativos. Quince mil niños serán los beneficiados.


La escuela de Iloca fue la primera de este tipo que inauguró la organización. Antes, el establecimiento sólo contaba con tres salas de clases y una de profesores. No tenía biblioteca ni menos sala de computación. Hoy posee 380 metros cuadrados, una sala de computación, una pizarra interactiva y tendrá, en las próximas semanas, una biblioteca móvil y un huerto. Ciento cincuenta niños de la zona estudian allí.


"La primera meta es llegar a las 17 escuelas el 26 de abril. La segunda es replicar la experiencia y el dinero ($ 3 mil millones), para que vuelvan a operar más colegios y reconstruir dos internados en el Maule", dice Felipe Cubillos, gestor de la iniciativa.


 


FUENTE


http://diario.latercera.com/2010/04/19/01/contenido/9_24509_9.shtml


Wide Blog Theme

 

Archivo de prensa - CEPPDI -  www.politicaspublicas.net